Los retrasos amenazan el futuro de WiMax

Movilidad

La falta de acuerdo sobre un estándar por parte de la industria podrían hacer descarrillar la tecnología inalámbrica.

Expertos y analistas han advertido que el retraso en la certificación de un estándar que defina el equipamiento de conexión de redes inalámbricas de amplias áreas WiMax podría crear dudas sobre el futuro de la tecnología.

La firma de análisis de mercado Ovum, cree que esto tendría un impacto limitado en el estándar WiMax IEEE 802.16 2004, pero que sólo generará preocupaciones sobre la expansión de la tecnología.

La primera versión del estándar, que está principalmente diseñado para servicios de acceso inalámbrico de banda ancha, se aprobó el año pasado. Las pruebas de certificación, incluidas las pruebas de interoperabilidad entre diferentes proveedores se retrasaron hasta principios de este nuevo año, con el objetivo de que los primeros productos estén listos a mediados de 2005.

Vincent Poulbere, consultor de Ovum, ha comentado que aunque se había dicho que 2005 iba a ser el año de WiMAx, “parece que va a ser el año de pre-WiMax”. “Los vendedores están vendiendo productos desarrollados antes del estándar a unos cuantos operadores que han decidido desplegar la tecnología, pero están esperando equipamiento estandarizado por el que tendrán que esperar, lo que está ralentizando el mercado”.

Este retraso también afecta a los productos comerciales, que no llegarán al mercado hasta 2006 y, lo que es más importante, los primeros portátiles con un chipset WiMax integrado de Intel no se esperan hasta 2007.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor