Lyft contrata al banco de inversión Qatalyst Partners

Empresas

Según el Wall Street Journal, Lyft habría contratado a Qatalyst Partner, probablemente para llevar a cabo una operación que permita a grandes fabricantes de coches comprar importantes participaciones de la empresa.

Aunque parece que la mayor batalla por el dominio de los servicios de contratación online de transporte privado se está produciendo en China, entre Uber y Didi Chuxing, en EEUU la situación podría complicarse para Uber con la entrada de nuevos inversores en Lyft.

Este mismo año, en enero, Lyft cerró su última ronda de financiación con una importante inversión de 500 millones de dólares por parte del fabricante de coches General Motors, lo que permitió situar la valoración de la empresa en unos 5.500 millones de dólares. Pero según el Wall Street Journal la situación podría cambiar con la entrada de más fabricantes.

Según el diario, Lyft habría contratado al banco de inversión Qatalyst Partners, con el fin de que contacte con varias compañías de la industria del automóvil, para gestionar la compra de participaciones de Lyft y financiar así su expansión y sus planes para el despliegue de una red de coches autónomos conectada a su plataforma.

Estos planes, similares a los de Uber, aunque por ahora parecen algo lejano, podrían suponer un cambio enorme en el transporte urbano, ya que no supondría una alternativa competitiva a los taxis con otra regulación y otros conductores, sino eliminar totalmente el factor humano a la hora de ofrecer el servicio, reduciendo el coste y dejando sin empleo a miles de personas, que tendrían que reciclarse a otros sectores u otros puestos del sector del transporte.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor