Mark Zuckerberg quiere tener su propio Jarvis

Innovación
0 7

El CEO de Facebook espera desarrollar un ‘mayordomo’ creado con inteligencia artificial para su hogar y trabajo.

Mark Zuckerberg quiere ser como Iron Man. No, el padre de Facebook no está planeando sustituir su tradicional sudadera gris por una armadura dorada y granate, pero sí pretende tener una especie de mayordomo tecnológico que le facilite el desempeño de ciertas tareas, como el que posee Tony Stark.

Entre los propósitos de Zucks para Año Nuevo se incluye la creación de su propio asistente de Inteligencia Artificial que le ayude en el entorno casero y también en la oficina. Ayer, el emprendedor confesaba en su perfil de Facebook que quería crear “una especie de Jarvis como el de Iron Man”.

En principio, el asistente comenzará incorporará funciones de reconocimiento de voz para controlar aspectos del hogar como la luz, la temperatura o la reproducción de música. Poco a poco irá añadiendo tareas más ambiciosas.

“Le enseñaré a dejar a amigos pasar cuando ellos llamen al telefonillo. Le enseñaré a informarme si algo está pasando en la habitación de Max (su hija) que necesite saber cuándo no estoy con ella. En el ámbito profesional, me ayudará a visualizar los datos en realidad virtual para construir mejores servicios y liderar mis organizaciones con mayor eficacia”, explica Zuckerberg.

Se trata de un proyecto personal que llevará a cabo el ingeniero y que no estará vinculado de forma empresarial con su red social. “Cada año, me tomo un reto personal para aprender cosas nuevas y crecer fuera de mi trabajo en facebook. Mis desafíos en los últimos años han sido leer dos libros cada mes, aprender mandarín y conocer una nueva persona cada día”, señala.

Facebook cuenta con un equipo de Investigación en Inteligencia Artificial (FAIR) que está trabajando en campos con la detección de objetos o el reconocimiento de imágenes, logrando interesantes avances en muy poco tiempo. Recientemente la firma también ha abierto su hardware en IA.

La Inteligencia Artificial es un campo que interesa pero también preocupa a a muchas figuras tecnológicas. A mediados de diciembre Elon Musk, Sam Altman y Peter Thiel, entre otros, crearon una organización sin ánimo de lucro llamada OpenAI que sirva como una institución para velar por su uso adecuado y asegurarse de que los robots no van a acabar rebelándose contra la humanidad. Steve Wozniak o Stephen Hawking también han mostrado su inquietud por dotar de demasiada inteligencia a las máquinas y han imaginado escenarios distópicos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor