El irritante caso de McDonald´s y sus wearables

InnovaciónMarketingWearables

La cadena de comida rápida regalaba pulseras de fitness con sus Happy Meal pero ha tenido que retirarlos por numerosas quejas de irritaciones de la piel.

McDonald´s decidió subirse al carro de los wearables y regalar pulseras de actividad dentro de sus Happy Meal, pero el tiro parece haberle salido por la culata. Después de haber distribuido más de 32 millones de unidades de estos dispositivos (llamados Step-it) en sus packs para niños en Norteamérica, la cadena de hamburgueserías ha recibido numerosas quejas de clientes que acusan a los gadgets de producir irritación de la piel y quemaduras a sus pequeños.

La Comisión de Seguridad de Productos de Consumo (CPSC) ha instado a los usuarios a “retirar inmediatamente las pulseras de los niños” después de que se hayan producido 70 casos de irritaciones de la piel y siete de ampollas.

Los gadgets en cuestión cuentan con correas de plástico translúcido y tres colores diferentes y se habrían ofrecido en EE.UU y Canadá entre el 9 y el 17 de agosto.

La empresa de comida rápida los promocionaba como una forma de comprometerse con estilos de vida más activos y saludables. Las pulseras son muy simples. Disponen de un podómetro para contabilizar el número de pasos dados, una pantalla LCD y unas luces que parpadean cuando el usuarios está caminando.

McDonald´s ha emitido una disculpa pública y se ha comprometido a proporcionar un juguete de reemplazo a los afectados o bien un tubo de yogur o una bolsa de rodajas de manzana.

“No hay nada más importante para nosotros que la seguridad y el bienestar de nuestros clientes, por lo que al tener conocimiento de los problemas con las pulseras hemos actuado rápidamente para detener la distribución de los juguetes”, señala Terri Hickey, portavoz de la firma de la gran M. “Pedimos disculpas a los clientes que se han visto afectados por las molestias que esta retirada ha causado”, añade.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor