Microsoft abandona el lobby anti-renovables ALEC

EmpresasGreen ITInnovación
Microsoft

El American Legislative Exchange Council es conocido por impulsar medidas antisindicales y propuestas para bloquear el desarrollo de las energías renovables.

Parece que Microsoft no quiere que se la vincule con los grupos contrarios a las energías renovables. La corporación de Redmond ha abandonado el lobby American Legislative Exchange Council (ALEC), que presiona, entre otras áreas, para bloquear el desarrollo de estas fuentes de energía.

Microsoft anunció ayer que ha roto sus vínculos con el ALEC, un grupo de presión en políticas públicas de corte conservador. “Microsoft decidió no seguir participando en el Grupo de Trabajo de Comunicaciones y Tecnología del American Legislative Exchange Council, que había sido nuestra única participación previa con ALEC”, manifestó la compañía.

“Con esta decisión, ya no contribuimos con ninguna cuota a ALEC (…), ya no somos miembros de ALEC y no ofrecemos a la organización apoyo financiero de ningún tipo”, concluye el comunicado de Microsoft.

La decisión de Microsoft se suma a la de otras grandes corporaciones que han abandonado este lobby, incluyendo Coca-Cola, General Motors, Bank of America y Procter & Gamble. El cofundador de Microsoft, Bill Gates, dejó de apoyar financieramente en 2012 a ALEC, conocido por impulsar leyes restrictivas de identificación de votantes, medidas antisindicales, y propuestas para bloquear el desarrollo de las energías renovables.

La organización ecologista Greenpeace elogió a Microsoft por poner fin a su relación con el American Legislative Exchange Council: “Microsoft merece elogios por la altura de sus valores de sostenibilidad, poniendo fin a su participación en ALEC, una organización que ha atacado las políticas energéticas y climáticas limpias en casi todos los 50 estados de EEUU”, declaró a CNET el analista de políticas de TI de Greenpeace, Gary Cook.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor