Microsoft denuncia a Bruselas para no compartir datos de software libre

Empresas

La compañía de Redmond asegura que si entrega esta información, los datos estarían a disposición de todo el mundo.

Entre las sanciones impuestas por la Comisión Europea a Microsoft se incluye la obligación de compartir con los desarrolladores de software libre información sobre sus protocolos de comunicación, la forma en que se comunican sus programas. La compañía no está dispuesta a ello, por lo que ha denunciado a Bruselas ante la justicia europea.

La denuncia fue presentada el pasado 10 de agosto ante el Tribunal de Primera Instancia de la UE, con el objetivo, según Microsoft, de que sea la justicia europea la que decida si la sanción relativa a los creadores de software libre debe cumplirse o no.

“Esta denuncia es el resultado de un acuerdo alcanzado con la Comisión en junio para que el tribunal dé consejo sobre este asunto en particular y para evitar más retrasos en el proceso”, ha afirmado un portavoz de Microsoft.

La compañía, condenada por la Comisión Europea por aprovechar su posición de dominio en el mercado de los sistemas operativos, acepta la obligación de entregar los datos necesarios a sus competidores para que puedan crear programas que se comuniquen con Windows sin problemas. Pero es la inclusión en este grupo de los desarrolladores de software libre la que plantea problemas para la empresa de Redmond.

Microsoft afirma que, dadas las características de los programas creados según la filosofía “libre”, si entregase la información sobre los protocolos de comunicación a desarrolladores de este campo los datos, que considera un secreto industrial, estarían a disposición de todos, pues una de las características fundamentales de los programas “libres” es que su código es público.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor