Microsoft paga para acabar con la demanda de Lindows

Empresas

Microsoft pagará a Lindows 20 millones de dólares para zanjar la demanda por el nombre de marca.

A cambio del pago, Lindows, que recientemente rebautizó la mayoría de sus productos con el nombre de Linspire para evitar las demandas que Microsoft interpuso en Europa (algunas de las cuales habían sido favorables a ésta última), renunciará al nombre de Lindows y cederá los nombres de dominios web relacionados a Microsoft.

“Estamos encantados de resolver este litigio en términos que tienen sentido para todas las partes”, comentaba Michael Robertson, CEO de Lindows en un comunicado de prensa. “Durante los próximos meses Lindows cesará de utilizar el término Lindows y lo cambiará por Linspire, que identificará la distribución Linux de su sistema operativo, en todo el mundo.

Por parte de Microsoft, Tom Burt, vicepresidente de Microsoft señaló en un comunicado que el pacto consigue el objetivo de Microsoft de proteger el nombre Windows. “Estamos satisfechos de que Lindows compita en el mercado con un nombre distinto”.

Microsoft demandó a Lindows poco después de que el fundador de la compañía, Michael Robertson, lanzara una versión de sistema operativo Linux equipado con un interfaz de usuario que intentaba imitar el sistema operativo Windows. Microsoft afirmó que el nombre Lindows infringía el nombre de marca Windows, mientras que Robertson recalcaba que ese nombre de marca no era válido porque ‘windows’ (ventana en inglés) era un términos genérico utilizado en informática antes de que Microsoft bautizara a su sistema operativo.

El juicio se ha alargado durante más de dos años, ya que el tribunal estadounidense evitaba imponer una sanción a Lindows y daba la razón a ésta en algunas materias. Sin embargo, Microsoft ha tenido más suerte fuera de Estados Unidos y ha ganado las demandas en varios países europeos, forzando a Lindows a adoptar el nombre Linspire para la mayoría de sus productos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor