Microsoft resuelve su conflicto por monopolio con EEUU

Empresas

La decisión constituye una victoria para el fabricante de software, cuyos productos están presentes en un 95 por ciento de los ordenadores personales de todo el mundo.

Un tribunal federal de apelaciones de EEUU ha dado el visto bueno al histórico acuerdo antimonopolio al que llegó Microsoft con el departamento de Justicia, según informa EFE, que acusó a la compañía de abuso de su posición predominante en el mercado.

La decisión de los jueces constituye una victoria para Microsoft y echa por tierra las objeciones de Massachusetts, estado que señaló que las sanciones contra la multinacional informática eran demasiado leves.

El tribunal de Washington determinó que el acuerdo alcanzado entre Microsoft y el Departamento de Justicia en noviembre de 2002 tras una larga disputa legal, es en el mejor interés del público.

“Esta decisión tiene grandes repercusiones para el gigante informático, cuyos productos están presentes en un 95 por ciento de los ordenadores personales de todo el mundo”, añaden las mismas fuentes.

Massachusetts, el único estado que continuó presionando para que se multase más duramente a la compañía, había señalado que el acuerdo estaba lleno de defectos. De hecho, los abogados de esta localidad argumentaron que, entre otros factores, este acuerdo no impediría que Microsoft continúe integrando sus productos de software en el sistema operativo Windows para cerrar el paso a sus competidores.

Un tribunal federal de apelaciones de EEUU ha dado el visto bueno al histórico acuerdo antimonopolio al que llegó Microsoft con el departamento de Justicia, según informa EFE, que acusó a la compañía de abuso de su posición predominante en el mercado. La decisión de los jueces constituye una victoria para Microsoft y echa por tierra las objeciones de Massachusetts, estado que señaló que las sanciones contra la multinacional informática eran demasiado leves. El tribunal de Washington determinó que el acuerdo alcanzado entre Microsoft y el Departamento de Justicia en noviembre de 2002 tras una larga disputa legal, es en el mejor interés del público. “Esta decisión tiene grandes repercusiones para el gigante informático, cuyos productos están presentes en un 95 por ciento de los ordenadores personales de todo el mundo”, añaden las mismas fuentes. Massachusetts, el único estado que continuó presionando para que se multase más duramente a la compañía, había señalado que el acuerdo estaba lleno de defectos. De hecho, los abogados de esta localidad argumentaron que, entre otros factores, este acuerdo no impediría que Microsoft continúe integrando sus productos de software en el sistema operativo Windows para cerrar el paso a sus competidores. Microsoft, por su parte, se defendió señalando que los requerimientos de Massachusetts eran demasiado drásticos y en la práctica supondrían diseñar Windows de nuevo, lo que calificaron de “tarea casi imposible”. Las autoridades europeas decidieron en marzo que las tácticas de la corporación para promocionar sus productos multimedia, integrados en su sistema operativo, perjudican injustamente a sus competidores, por lo que impusieron una multa récord de 613 millones de dólares a la compañía.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor