Microsoft tendrá que pagar por la demanda de Eolas

Empresas

El fallo establecido por Chicago prohíbe al grupo comerciar versiones de
su navegador que incorporen la tecnología supuestamente infractora de la
patente.

El juez federal de Chicago (EEUU) James Zagel ha decidido mantener la

condena a Microsoft a pagar 512 millones de dólares (407 millones de

euros) por infringir una patente de la compañía Eolas Technologies y la

Universidad de California con su navegador Internet Explorer, al no

encontrar ningún motivo para revocar la decisión adoptada por un jurado

el pasado mes de agosto.

Además, el nuevo fallo prohíbe al

gigante de Redmond seguir comercializando versiones de su navegador que

incorporen la tecnología supuestamente infractora de la patente, si bien

esta medida se suspenderá cautelarmente si Microsoft recurre, algo que

ya ha anunciado que hará inmediatamente.

La compañía fundada

por Bill Gates tiene ahora treinta días para presentar una apelación,

pero no podrá evitar tener que pagar más de 45 millones de dólares (36

millones de euros) como una especie de fianza, según estableció en su

decisión el juez Zagel.

La resolución judicial, fechada el

pasado miércoles, podría llegar a provocar importantes cambios en muchos

de los programas empleados habitualmente para utilizar los servicios de

Internet.

Así, el fallo de agosto contra Microsoft provocó

inquietud en la comunidad de desarrolladores de Internet, que temen que

obligue a cambios en el modo en que funcionan actualmente muchas

funciones de páginas Web.

La patente que invoca Eolas afecta

a las tecnologías utilizadas para incrustar una aplicación

independiente, caso de un reproductor multimedia o un visor de

documentos, dentro de una página Web, según señala CNET News.

Los programadores de páginas Web han dedicado mucho tiempo a rastrear códigos

de programación que permitan encontrar una evidencia de que otras

personas ya habían desarrollado esta tecnología antes de que Eolas la

registrara, con el objetivo de conseguir anular la patente. De hecho, la

Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos ha abierto una

investigación nada habitual sobre la validez de la misma.

Microsoft confía en que la patente de la pequeña compañía tecnológica

sea finalmente declarada nula, pero, por si acaso, ya ha comenzado a

distribuir versiones del Internet Explorer que evitan entrar en

conflicto con la demanda.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor