Mobipay se acerca a los usuarios

Cloud

Las entidades financieras y los operadores móviles que promueven en España la comercialización del sistema de pago por móvil Mobipay han puesto en marcha una promoción comercial.

La promoción, que cuenta con el respaldo comercial de los operadores de telefonía móvil Movistar, Vodafone y Orange y las entidades financieras BBVA, Santander, Caja Madrid, Grupo Banco Popular, Banesto y Uno-e, incentiva el uso de esta forma de pago para la recarga de móviles, en una época del año, como es la Navidad, en la que la utilización del móvil se incrementa notablemente. Así, hasta el próximo 15 de enero, en todas las recargas hechas a través de Mobipay, con importe mínimo de 10 euros, se regalan 5 euros adicionales de saldo.

Para recargar el propio móvil, basta con enviar un SMS con la palabra RECARGA, espacio, y el importe en euros de la recarga. Si lo que deseamos es recargar otro móvil, indicaremos además el número del móvil a recargar.

Las mejoras en la usabilidad de esta forma de pago consisten en sumar, a la ya habitual forma de realizar operaciones Mobipay (mediante la introducción de un código numérico) la posibilidad de hacerlo enviando un SMS a un número corto, algo a lo que los usuarios de telefonía móvil están habituados.

Así, los usuarios pueden realizar cualquier operación Mobipay, incluso darse de alta en el sistema, enviando un mensaje con una “palabra clave” al 8666, y autorizando la operación con el PIN de la tarjeta con la que se realiza el pago, favoreciendo así una gran seguridad en el pago.

El sistema de pago con móvil Mobipay se está utilizando ya en entornos de movilidad y de compra en remoto, como taxis (4.500 taxis en Madrid y Barcelona), transporte urbano (Málaga), estacionamiento regulado (O.R.A.) ya operativo en Tarragona, y en avanzadas conversaciones en otras ciudades, compra segura en Internet (en España, lo admiten 4.000 comercios), “ticketing” de espectáculos y ocio, billetes de transporte interurbano y loterías.

El concepto de “pagar con el móvil” va calando entre los usuarios de telefonía móvil, y en otros países como Japón, Corea, Noruega, Austria o Bélgica ya empieza a ser habitual para realizar pagos cotidianos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor