Momo, el Tinder chino, busca una OPV de 2.000 millones

Empresas
momo

Siguiendo los pasos de otras empresas tecnológicas chinas, Momo, el Tinder chino, está buscando una OPV en EEUU con una valoración cercana a los 2.000 millones de dólares.

Probablemente si no sois chinos no conozcáis Momo, una especie de Tinder chino, aunque más centrado en buscar gente ya no en la misma ciudad, sino en el mismo lugar que nosotros, como una fiesta, club o evento, para poder mandar mensajes, imágenes y luego encontraros en persona. Este sistema para conocer gente, o directamente ligar, está teniendo cada vez más éxito entre el público chino, al que va especialmente dirigido. Su objetivo ahora es una OPV en EEUU de 2.000 millones de dólares.

En tres años, Momo ha conseguido crecer hasta contar ahora con unos 180,3 millones de usuarios, de los cuales 60,2 millones están activos mensualmente, 25,5 millones a diario y con un volumen de mensajes de 655,2 millones al día. A estas cifras de uso hay que añadirle luego las económicas, con unos ingresos durante el último semestre de 13,9 millones de dólares, aunque también con unas pérdidas de 8,3 millones.

Momo es una aplicación gratuita, pero sus ingresos se basan en suscripciones especiales de pago, venta de emoticonos premium, cuentas especiales para empresas y micropagos en juegos. Ingresos que no paran de crecer, en especial los de las suscripciones, que suponen para Momo el 63% de sus ingresos con 2,3 millones de usuarios de pago.

Aunque Momo estuvo disponible en inglés durante un tiempo, hoy en día lo está sólo en chino, centrándose por tanto en usuarios chinos tanto en la propia China como en el extranjero. Pero al parecer, como parte de su búsqueda para lograr una OPV que cumpla sus expectativas, estaría un plan de expansión en otros idiomas, en un principio sólo en inglés, aunque dependiendo del éxito de la OPV.

En 2012 ya obtuvo 40 millones de dólares de financiación, con inversores como Alibaba, y durante sus 3 años de operación se ha visto involucrada en varios escándalos debido al uso de su sistema para la prostitución. Aún así, Momo es junto con WeChat, uno de los pocos sistemas de mensajería que no han sido prohibidos en China, debido a que colaboran con el gobierno chino y cuenta con medidas de censura para el control de los mensajes según las leyes del país.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor