Motorola se vuelve a apretar el cinturón

Empresas

El fabricante de teléfonos ha anunciado que suspenderá su contribución al plan de jubilación de sus empleados, congelará y reducirá salarios, y detendrá los planes de pensiones.

El compañía estadounidense Motorola ha anunciado una serie de medidas para reducir gastos y lograr unos ahorros extra que se sumarán a los 800 millones de dólares (unos 568 millones de euros) que pretende ahorrar en el plan de reestructuración anunciado en octubre. El fabricante ha comunicado que suspenderá su contribución al plan de jubilación de sus empleados, reducirá algunos salarios y congelará los planes de pensiones.

Motorola no ha querido especificar la cantidad exacta que prevén lograr con estas nuevas medidas, pero el especialista en tecnología de Nomura Securities, Richard Windsor, lo estima en unos 100 millones de dólares, según informa Reuters.

“La caída de la economía global requiere que tomemos estos pasos difíciles pero necesarios”, dijeron los consejeros delegados Greg Brown y Sanjay Jha de Motorla en un comunicado, reconociendo que continuarán aplicando medidas para conservar liquidez y reducir gastos. Ambos han asegurado que reducirán voluntariamente sus salarios base de 2009 en un 25%.

La empresa sumaba más de 66.000 empleados antes del drástico recorte de 3.000 empleos de octubre, cuando informó de pérdidas de 397 millones de dólares en el tercer trimestre debido al descenso del 15% de los ingresos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor