Móviles implantados bajo la piel, el futuro según el inventor del móvil

Empresas

Aunque te parezca mentira, este carismático señor no es Pablo Motos dentro de 50 años, sino nada más y nada menos que el inventor del teléfono móvil, Martin Cooper. Pues bien, el hombre afirma que los smartphones de ahora son demasiado complicados, y que en el futuro los dispositivos móviles irán implantados bajo la piel, cerca del oído. Puedes leer más detalles tras el telefónico salto.

Qué tiempos aquellos… la producción de este teléfono móvil costaba el equivalente actual de un millón de dólares, y pesaba dos kilos. Su batería duraba 20 minutos. No como ahora, que incluyen tropocientas mil funciones y que intimidan al pobre Cooper, con su manual de instrucciones más grande que el propio teléfono y que casi requieren conocimientos de ingeniería.

Según Cooper, “el teléfono móvil, a la larga, terminará siendo implantado debajo de la piel, al lado del oído, con un ordenador muy potente que será nuestro esclavo“.

¡Qué miedo! De esto a ser un cyborg hay un paso. Pero, ¿qué decís vosotros? ¿Demasiada radiación en el cerebro, al bueno de Cooper? ¿Podremos tener un móvil implantado, prescindiendo así de una pantalla? ¿Y de verdad el ordenador será “nuestro esclavo”? Esperemos que no ocurra a la inversa y acabemos zombificados, poniéndole más fáciles las cosas a Skynet. —Javier G. Pereda [BBC]

Autor: Javiergp
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor