Nokia 808 PureView, la locura hecha móvil

Empresas

Parecía que con la serie Lumia, Nokia estaba por fin viendo la luz y alejándose de la creación de móviles que claramente no respondían a los anhelos del mercado… pero no, una de sus últimas novedades no hay por donde cogerla. Os estamos hablando del 808 PureView, un móvil con cámara de 41MP, sí, no falta ninguna coma en ese número, y para rematarlo, ¡con Symbian!

Si el móvil simplemente tuviera sus especificaciones más normales: pantalla Gorilla Glass de 4″ AMOLED, 16GB de memoria interna, procesador a 1,3GHz, ranura microSD y microUSB, pues bueno, estaríamos hablando de un móvil de gama baja normal, que tal vez tendría cabida en el mercado.

Pero claro, hay que “amenizarlo” y ¿qué mejor que ponerle una cámara con lentes Carl Zeiss y un sensor de dimensiones ridículas de 41MP (38MP efectivos) capaz de hacer fotos de 7152×5368 pixels? Sí, gracias a él podrás elegir hacer fotos de 5, 8 o unos escuetos 38MP.

¿Por qué es absurdo? Porque tanto megapíxel no vale de nada con un sensor enano, bueno sí, vale para encarecer el producto, conseguir fotos que incluso pueden tener peor calidad, gastar más batería…

Pero encima luego, para triunfar aún más, va con Symbian Belle, el sistema operativo zombie que cada vez tiene menos que decir en el mercado actual.

Al menos cuenta con audio de alta definición y Dolby Digital Plus, pero todo esto no son razones suficientes para sacar este móvil en mayo con un precio de 450 euros en el que no sólo el concepto, aunque suene espectacular, es ridículo, sino que además tiene su fin marcado antes de salir a la venta.

Y no nos olvidemos de que te ofrecerá una “magnífica” pantalla de 360×640 pixels para disfrutar todo el esplendor de tus fotos de 38MP. Cuesta abajo y sin frenos oiga. [Nokia]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor