La nueva ley china de ciberseguridad, un problema para las firmas tecnológicas

RegulaciónVigilancia

Impondrá nuevos requisitos más estrictos, en lo relativo a la vigilancia y la localización de datos, a las compañías tecnológicas que operan en el país.

El Gobierno chino ha aprobado hoy una propuesta de regulacion de la seguridad cibernética, que impondrá nuevos requisitos más estrictos a las compañías tecnológicas que operan en el país. La Ley de Seguridad Cibernética establecerá normas relativas a la localización de datos, la vigilancia y la exigencia de uso del nombre real.

En primer lugar, la nueva ley incluye un requisito de localización de datos, que obligaría a los “operadores de infraestructura de información crítica” a almacenar datos dentro de las fronteras de China. Según Human Rights Watch, una organización estadounidense opuesta a la legislación, la ley no incluye una definición clara de “operadores de infraestructura”, por lo que muchas empresas podrían ser incluidas en esta definición.

Asimismo, se obligaría a los servicios de mensajería instantánea y otras compañías de Internet a exigir a sus usuarios que se registren con sus nombres e información personal reales. Esta política de nombre real restringe el anonimato y puede fomentar la autocensura para la comunicación en línea.

Además de estas medidas, la ley estipula algunos nuevos requisitos relativos a la ciberseguridad. Por ejemplo, las empresas están obligadas a denunciar “incidentes de seguridad de la Red” al Gobierno e informar a los consumidores de las infracciones.

También establece que las compañías deben proporcionar “apoyo técnico” a las agencias gubernamentales durante las investigaciones. El “apoyo técnico” no está claramente definido, pero podría significar la provisión de backdoors de cifrado u otra asistencia de vigilancia al gobierno.

La ley china de ciberseguridad también penaliza varias categorías de contenido, incluyendo aquellos que fomentan “fabricar o difundir información falsa para perturbar el orden económico” o “incitar al separatismo o dañar la unidad nacional”.

Sophie Richardson, directora de Human Rights Watch en China, declaró a TechCrunch que esta “ley pondrá a las empresas de Internet y a cientos de millones de usuarios en China bajo un mayor control estatal”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor