Nuevas fotos y vídeos del “Halcón Milenario” que reposa en el fondo del Báltico

Empresas

Hace ya batante tiempo que te informamos aquí en Itespresso del descubrimiento en el lecho marino del Báltico de un misterioso objeto, sorprendentemente parecido al Halcón Milenario. Con 18 metros de diámetro y habiendo dejado un rastro de 300 metros ahora el equipo que lo descubrió ha logrado acercarse para sacarle las fotos y vídeos que te ofrecemos a continuación.

Stefan Hogeborn es uno de los submarinistas que han participado en la investigación y ha reconocido que en más de 6.000 inmersiones nunca había visto nada parecido.

Aunque en un principio el disco parecía una roca las observaciones más detalladas revelaron una realidad muy distinta. La forma se parece más a la de un champiñón que se eleva 3/4 metros por encima del fondo del lecho marino, con laterales redondeados de bordes rugosos. En la parte superior se distingue una abertura en forma de huevo así como unas curiosas formaciones rocosas circulares con cierta semejanza a pequeñas hogueras.

Peter Lindberg, uno de los fundadores del Swedish Ocean X Team, el equipo que lo descubrió, aclara que ellos nunca han pretendido afirmar que la explicación a la naturaleza del objeto sea que se trata de una nave espacial de ninguna clase, aunque también reconocen que aún no saben de qué se trata.

Al principio pensaban que se trataba de alguna clase de formación rocosa pero están descubriendo que es algo diferente. Tampoco facilita la explicación el hecho de que no se conozca actividad volcánica en el mar Báltico que pudiera justificar la presencia de ese objeto.

No estamos hablando de un grupo de cazadores de OVNIS sino de una empresa que se dedica a localizar pecios (barcos hundidos) y rescatar su contenido para obtener beneficios (estilo Odissey). En 1997 localizaron el Jönköping, un barco cargado con 2.500 botellas de exquisito champán, Heidsieck&Co Monopole 1907 destinado a la Flota Imperial Rusa. Vendieron cada botella a unos 9.000€.

El “Halcón Milenario” del fondo del golfo de Botnia, entre Suecia y Finlandia, se descubrió el 19 de junio de 2011 a unos 85 metros de profundidad.

Desde una curiosa formación rocosa estilo Ciudad Encantada de Cuenca, modelada caprichosamente por el tiempo y los elementos, hasta una primitiva construcción estilo Stonehenge que ha quedado sepultada bajo las aguas, el equipo continúa sus exploraciones para tratar de determinar de qué se trata.

Mientras lo averiguan o deciden llamar a la NASA para que les eche una mano no podemos sino recordar la novela (posteriormente llevada al cine) “Esfera”, de Michael Crichton… ¿un nuevo Julio Verne? ?[Ocean ExplorersExpressen]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor