Nuevas vulnerabilidades en Internet Explorer y PowerPoint

SeguridadVirus

Coincidencia o no, apenas unas horas después de que Microsoft publicara su parche oficial que corrige la vulnerabilidad VML, ha aparecido una nueva forma de ejecutar código arbitrario de forma inadvertida para el usuario de Internet Explorer.

Por si fuera poco, simultáneamente Microsoft ha confirmado una grave vulnerabilidad en PowerPoint.

En julio de 2006, HD Moore se propuso hacer pública una vulnerabilidad cada día que afectase a navegadores. Debido a su partición en el proyecto Metasploit, dice poseer una amplia colección de errores, y bautizó a ese mes como el de los bugs en navegadores. Eligió y publicó una muestra cada uno de sus 31 días. Aunque no se centró en Internet Explorer, sí que es cierto que la mayoría le afectaban. Muchos no eran más que “simples” formas de hacer que el navegador mordiese el polvo (dejase de responder o acaparase todos los recursos), pero otros quedaron como posibles métodos de ejecución de código.

El día 17 de julio publicó un fallo relacionado con el método setSlice() del navegador que fue calificado en un principio como denegación de servicio. Sin embargo, el día 27 de septiembre aparece una forma de aprovecharlo para ejecutar código. No deja de ser más que destacable la “casualidad” de que surja un nuevo agujero de seguridad en Internet Explorer horas después de que oficialmente se cierre otro. Hace ya meses que Microsoft no hace más que sofocar fuegos (más o menos a tiempo, siempre discutible) para que se prenda otra llama que permita nuevos ataques. Parece como si los atacantes esperasen pacientemente a que se corrija una vulnerabilidad, aprovechándola al máximo, para echar mano de otra y volver a infectar sistemas.

También como “casualidad” (por la coincidencia en el tiempo), Microsoft ha publicado un aviso de seguridad oficial en el que afirma que existe una vulnerabilidad en PowerPoint (en todas sus versiones, incluso para Mac) que permite la ejecución de código arbitrario. Este fallo se está aprovechado activamente para la instalación de malware. Después de algunos errores cometidos por casas antivirus, en los que se calificaba como “0 day” vulnerabilidades con cierta solera, esta vez parece que sí, que el peligro es real y no existe parche.

En realidad, no existe parche oficial para ninguna de estas vulnerabilidades. Para Internet Explorer, se recomienda desactivar la ejecución de componentes ActiveX en el navegador, si es posible usar alternativas (cada vez más necesario) o utilizar la aplicación con mínimos privilegios. Para PowerPoint, igualmente cabe la posibilidad de usar alternativas (OpenOffice.org se presenta como perfecta candidata), la edición Viewer de PowerPoint para abrir documentos no solicitados o sospechosos o también protegerlo con mínimos privilegios. En ambos casos siempre es necesario mantener un sistema antivirus actualizado.

En estos momentos, para Microsoft existen cuatro vulnerabilidades más o menos recientes y que permiten ejecutar código (y además se está haciendo). Una en Word (conocida públicamente desde el día 5 de septiembre), dos en Internet Explorer (una desde el 13 de septiembre y la que acabamos de describir) y otra en PowerPoint (también recién descubierta).

Con esta tendencia, Microsoft se enfrenta a un grave problema y todavía le queda un duro trabajo por hacer. Los usuarios finales y administradores sufren las consecuencias, y debe ser más que complejo y agotador el poder llevar la cuenta de las aplicaciones vulnerables, las contramedidas efectivas y los fallos corregidos. Sin duda ellos se llevan la peor parte.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor