Nuevo DVD suicida

Workspace

Una compañía francesa ha desarrollado un DVD desechable, o DVD-D, que se autodestruye después de unas horas de uso.

Al igual que los DVDs clásicos, los DVD-D están fabricados de policarbonato, pero contienen una capa extra que reacciona a un proceso de oxidación que se inicia tan pronto como el disco es expuesto al aire. El proceso autodestructivo puede ser establecido para que ocurra entre ocho y 24 horas después del contacto con el aire.

Y no se trata del primer DVD suicida del mundo. El pasado la compañía Flexplay Technologies, con sede en Nueva York, anunció un DVD que sólo se podía utilizar durante 48 horas, el EZ-D. Al igual que el DVD-D, el DVD de Flexplay funciona en todos los reproductores, unidades de DVD y sistemas de juegos diseñados para aceptar un DVD estándar, aunque los fabricantes de los DVD-D afirman que sus productos son mucho más baratos de producir. La compañía también afirma que no hay forma de reparar o recuperar el disco después de que el proceso de erosión lo haya dejado inservible. De hecho, las soluciones para reparar el disco son extremadamente complejas.

Tanto el DVD-D como el EZ-D están enfocados al mercado de entretenimiento para el hogar. Estos productos ofrecerían a los usuarios una manera fácil de acceder a los títulos recientemente lanzados, tanto de música como de películas, sin preocuparse sobre las devoluciones, o los arañazos de los discos.

Buena Vista Home Entertainment ya lanzó el pasado año algunos productos sobre EZ-D y la primera película en estar disponible en DVD-D será Las invasiones bárbaras, de Denys Arcand, ganadora de dos premios en el Festival de Cannes de 2003 y un Oscar en 2004 a la Mejor película extranjera. Otras 700 películas estarán también disponibles en DVD-D.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor