Regulación

Obama confía en las armas inteligentes para reducir la violencia

Arma-Kalashnikov
1 4

El gobierno estadounidense cree que esta tecnología permitirá rastrear armas perdidas y robadas, y prevendrá el uso accidental y no autorizado.

El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, quiere mantener las armas lejos de las manos de los delincuentes, en un momento en que las noticias de tiroteos y secuestros, como el del Refugio Nacional de Fauna Salvaje de Oregón, son cada vez más frecuentes. Y para ello cuenta con la ayuda de la tecnología, a través de las llamadas “armas inteligentes”.

Según informa CNET, Obama ha ordenado a los departamentos de Defensa, Justicia y Seguridad Interior que trabajen en esta tecnología como parte de los esfuerzos gubernamentales para reducir la violencia armada en EEUU. En su memorando, les ordena preparar un informe con una estrategia de investigación y desarrollo destinada a agilizar el despliegue real de esta tecnología para su uso en la práctica dentro de 90 días.

Las armas inteligentes pueden ser usadas únicamente por personas autenticadas por su propietario. La identificación se efectúa mediante huella digital y certificación por radiofrecuencia (RFID). La idea de Obama es que esta tecnología ayudará a rastrear armas perdidos y robadas y prevendrá el uso accidental y no autorizado, por ejemplo por parte de menores.

Además de la prevención de uso accidental o ilegítimo, Obama espera que esta estrategia alentará a los fabricantes a comercializar armas de fuego más seguras. Empresas como iGun ya están trabajando en una tecnología de “armas seguras” y espera que estén disponibles en un futuro próximo.

Los grupos defensores del libre uso de armas de fuego se han mostrado preocupados porque estas tecnologías podrían ayudar al gobierno a seguir la pista de las armas y conducir a la prohibición de las mismas. Aunque esto parece poco probable si recordamos que actualmente hay más de 300 millones de pistolas, rifles y demás en manos de civiles en EEUU, y que la industria de las armas forma un fuerte lobby que hasta ahora ha bloqueado los intentos de limitar el uso de armas en el país.

Periodista y profesor, ha ejercido como redactor y editor en medios de información política y cultural. Desde 2012 trabaja en el campo de las nuevas tecnologías. Actualmente es redactor de Itespresso.

Sígame