Obama quiere reformar la ley de inmigración de EE.UU para importar más talentos tecnológicos

Empresas

El presidente de EE.UU pretende que el país siga siendo un centro de innovación y emprendimiento y ha destacado la importancia de Internet y los juegos.

Barack Obama es, sin duda, el presidente más techie que ha tenido EE.UU hasta la fecha. El dirigente no quiso separarse de su BlackBerry cuando llegó a la Casa Blanca, su gabinete de comunicación siempre ha aprovechado las redes sociales y ahora, Obama incluso concede entrevistas a través de hangouts en YouTube. Pero el líder no es solo tecnológico en sus formas, sino también en los contenidos de sus discursos.

En esta ‘quedada’ Obama ha enfatizado la importancia de la educación, la economía, la inmigración y las patentes para que su país siga siendo un centro de innovación y emprendimiento, según se hace eco Venture Beat.

El dirigente ha explicado la importancia de impulsar a los chavales a hacer carreras técnicas y crear start-ups, puesto que el país siempre está a la caza de talentos en tecnología. El presidente ha comentado el caso de Mark Zuckerberg, quien habría empezado a programar porque le encantaban los juegos. “Dado lo persuasivos que pueden ser los ordenadores e Internet, lo importante que son para nuestra economía y cómo les fascinan a los chavales, quiero que sepamos cómo producir cosas y no solo consumirlas”, comenta el demócrata.

Por otro lado, Obama tiene claro que la ley de inmigración supone una barrera para la entrada de gente capacitada de otros países.

“Quiero llevar a cabo una reforma en inmigración en los próximos cuatro o cinco meses. Cada día que esperamos hay más historias que los rompen el corazón. Tendremos una economía asfixiada por deportar a gente y un sistema legal cuello de botella que obligará a las personas a trabajar ilegalmente. Nos impide contratar y conservar a ingenieros de categoría y personal tecnológico para que trabajen o inviertan aquí. Solo los entrenamos y los mandamos de vuelta a sus países. La oportunidad para una reforma nunca fue mayor”, asegura el presidente.

Obama también habló de la necesidad de proteger la propiedad intelectual, pero sin mermar las libertades y la innovación: “La tecnología cambia rápidamente. Queremos proteger las libertades civiles y la privacidad y asegurar que Internet permanece abierto. Soy un ardiente defensor de lo poderosa que es la Red y lo necesario que es que siga siendo abierta para introducir nuevas ideas sin barreras de entrada. Aunque también quiere asegurar que la propiedad intelectual está a salvo”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor