PS3, la consola de las pérdidas millonarias

Empresas

La división de juegos de Sony amenaza con quedarse sin efectivo por los costes de la PS3 y la dificultad para recuperarse de las pérdidas.

No es inusual que los fabricantes de electrónica de consumo expongan dinero en investigación y desarrollo y terminen vendiendo el producto por debajo de su coste para recuperar la inversión con cierto volumen de ventas a lo largo de los años.

No obstate, la magnitud de las pérdidas de la consola Sony PS3, y la cantidad de tiempo que llevará recuperarlas ha sorprendido a los analistas del sector.

La confesión de la compañía de que estas pérdidas tendrán un impacto negativo en los resultados financieros del grupo, ha sacado a la luz los costes dedesarrollo de la primera PlayStation, lanzada en 1995, y estimados en unos 500 millones de dólares aproximadamente, frente a los más de 1.000 millones que ha consola la PS3.

Pero PS3 es un producto más ambicioso. Fuentes cercanas a la compañía estiman que el coste de fabricación de cada consola es de 800 dólares cuando se lanó en 2006, lo que deja un regero de capital por el camino. La factura de fabricación se ha reducido desde el momento en que Sony ha pulido el proceso de fabricación, pero las pérdidas del año que acaba el 31 de marzo de 2008, relacionada con los nueve millones de consolas vendidas, fueron de más de 1.000 millones de euros.

Las consolas PS1 y PS2 han recuperado las inversiones en investigaión y desarrollo y los costes de fabricación porque han vendido grandes volúmenes de consolas a lo largo del tiempo.

Aunque este modelo de negocio ha sido un estándar entre las compañías de electrónica de consumo, el problema de la PS3 es que los ciclos de productos son cada vez más cortos debido a la presión de los fabricantes y las peticiones de los consumidores. Y esto hace que haya cada vez menos años para recuperar los costes de I+D y vender grandes cantidades de producto.

Ahora Sony busca recuperarse de las pérdidas de las ventas de consolas y software. Está claro que el hardware se vende con pérdidas, pero respecto al software, los analistas están de acuerdo es que Sony puede quedarse con un margen de entre el 40 y el 75 por ciento, lo que no parece suficiente como para hacerla tan rentable como los primeros modelos de PlayStation.

Pero no nos olvidemos que cada consola vendida por Sony tiene un reproductor Blu-ray, y que la venta de discos con esta tecnología sí que deja más margen. Así, mientras la división de juegos pierde dinero con la PS3, la consola beneficia a otras partes del imperio Sony, algo que podría justificar las pérdidas millonarias de la consola.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor