¿Quién dijo que los disquettes ya no servían para nada?

Empresas

No sé si quedará alguien por ahí que aún se acuerde de los disquettes.

Quizá incluso alguno de vosotros tenga disquettes en casa, al fondo de ese cajón lleno de cables de Euroconector, la Game Boy original y un par de cintas de video Beta. Pues si seguís la inspiración que ha tenido el autor del diseño para ese escritorio de la foto aún podéis darle una segunda vida a esos disquettes de colorines. ¿Deseas saber más?

Un poco de imaginación y unas cuantas piezas de retro-informática y una simple mesa, aburrida y sosa, se puede convertir en un escritorio envidiable, un lugar de trabajo inspirado y motivador.

Por supuesto, estamos hablando de los disquettes de colorines, si llenas la mesa de disquettes negros no va a tener la misma gracia… bueno, o igual sí, que sobre gustos no hay nada escrito.

Lo malo de esta moda, que ahora nos hace tanta gracia, es cuando en cuatro días empecemos a ver como elementos decorativos no ya CDs (que ya se ven, ya) sino DVDs, memorias USB… iPhones… sí, sí, tú espérate y verás… ─Antonio Rentero [Humbleablog]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor