Saab sigue apostando por el medio ambiente

Empresas

La nueva gama Saab 9-5 Sedan y Wagon se verá ampliada en 2007 con la incorporación de un motor BioPower más potente.

La incorporación de esta versión BioPower de 210 CV, que incrementa su potencia un 14 por ciento cuando funciona con bioetanol E85, reforzará el liderazgo de Saab en el segmento de los premium flex-fuel (vehículos que utilizan dos tipos de combustible).

El nuevo Saab 9-5 2.3t BioPower saldrá a la venta en los mercados nórdicos, Reino Unido e Irlanda a finales de este año, y después llegará a otros países europeos, entre ellos España. Disponible en carrocerías Sedan y Wagon y con transmisión manual o automática, se ofrece junto con la versión actual 2.0t BioPower, que ya se ha establecido en Suecia como el vehículo “favorable al medioambiente más vendido”.

Ambos vehículos combinan los beneficios de ser ecológicos, reduciendo las emisiones de dióxido de carbono CO2. Otra de las ventajas prácticas que tiene el BioPower es que los clientes pueden repostar gasolina y/o E85 en cualquier proporción sin tener que realizar ningún ajuste. Cuando funciona con E85, el nuevo motor del Saab 9-5 2.3t BioPower entrega una potencia máxima de 210 CV y 310 Nm de par, comparados con los 185 CV y 280 Nm que ofrece al utilizar gasolina.

La capacidad de adaptación que tiene el sistema Saab Trionic de gestión electrónica del motor, facilita la reprogramación para modificar los correctos ciclos de encendido y la mezcla aire/combustible adaptada a la utilización de E85. El sistema Trionic analiza la calidad del combustible después de cada visita a la gasolinera y realiza automáticamente todos los ajustes necesarios para funcionar con E85 y/o gasolina en cualquier proporción. Esto significa que el conductor de un Saab BioPower puede repostar gasolina si no hubiese E85 disponible.

El bioetanol E85 tiene un octanaje más alto que la gasolina (104 RON frente a 95 RON), y los motores turboalimentados permiten una alta presión del turbo proporcionando más potencia al motor y permite adelantar el encendido más que con la gasolina sin riesgo de picado o detonación. Las únicas modificaciones de hardware necesarias son unas válvulas y asientos de válvulas de mayor duración, y el uso de materiales compatibles con bioetanol en el sistema de combustible, incluyendo depósito, bomba de gasolina, tuberías y conectores.

El bioetanol se produce comercialmente a partir de los cultivos agrícolas, como el maíz y la caña de azúcar. Al contrario que la gasolina, su consumo no eleva los niveles de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera, no contribuyendo al efecto invernadero. Esto se debe a que las emisiones que se producen durante la conducción se equilibran con la cantidad de CO2 absorbida de la atmósfera cuando los campos de cultivo están creciendo. Actualmente la mezcla utilizada es 85 por ciento bioetanol y 15 por ciento gasolina.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor