Samsung compra Liquavista

Empresas
0 0

Liquavista, una compañía holandesa conocida por sus trabajos en pantallas flexibles y a color, acaba de ser comprada por Samsung, uno de los principales fabricantes de pantallas LCD.

Samsung Electronics anunció ayer la compra de la compañía holandesa Liquavista, especializada en tecnología de pantallas de próxima generación, lo que demuestra que el mayor fabricante de pantallas LCD está buscando expandirse en el mercado de dispositivos móviles.

Samsung no ha querido ofrecer información sobre el valor de la adquisición de Liquavista, resultado de una escisión de Philips Research Labs en el año 2006 y tras la que se encuentran algunos inversores como Amadeus Capital y el fabricante de semiconductores Apllied Materials .

A finales de 20101 Liquavista no sólo estaba trabajando para llevar el color a las pantallas de libros electrónicos, sino para hacerlas flexibles.

Liquavista basa sus desarrollos en la tecnología ‘Electrowetting display’, utilizada en los ereaders, teléfonos móviles y reproductores multimedia y cuya principal ventaja es que consume justo el 10% de batería con respecto a las actuales tecnologías de pantalla.

En un comunicado la compañía ha explicado que ya que la tecnología de ‘Electrowetting display’ se puede utilizar modificando las líneas de producción LCD, Samsung “será capaz de conseguir sinergias importantes utilizando el equipamiento y capacidades de fabricación actuales”.

“En las aplicaciones de e-paper, el tiempo de respuesta de los dispositivos electrowetting es 70 veces más rápido que los existentes, permitiendo vídeos en color, algo hasta ahora imposible. Puesto que esta tecnología se puede fabricar modificando la línea de producción de pantallas, esperamos grandes sinergias con nuestros equipos existentes”, señalaron desde la compañía coreana.

Otro ejemplo del interés que despierta la nueva generación de pantallas es el acuerdo de colaboración de LG Display, que proporciona paneles al Sony Reader con E Ink Holding, de Taiwán.

El mes pasado Samsung se hizo con una participación mayoritaria de la también firma surocreana de equipos médicos Medison por unos 300.000 millones de won (alrededor de 200 millones de euros).

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor