Sancionados por acceder al ordenador de un profesor

Seguridad

Los acusados emplearon dos cuentas de e-mail para acceder a tres servidores de la Universidad Politécnica de Valencia y al equipamiento de un académico.

La Audiencia de Valencia ha condenado a dos jóvenes a pagar sendas multas de 3.600 euros por acceder a través de Internet a diferentes servidores de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) y a los ordenadores de un profesor, tanto al personal como al profesional, por “vulneración de la intimidad”.

Según indica una sentencia, no ha quedado constancia del contenido de la información a la que tuvieron acceso ni el uso que hicieron de la misma, si bien el tribunal les considera responsables de un delito de vulneración de la intimidad.

Los acusados D.M.L. y E.E.M. emplearon dos cuentas de correo electrónico para acceder a tres servidores de la citada universidad y a los ordenadores de un profesor adscrito al Departamento de Informática de Sistemas y Computadores.

Las conexiones se realizaron sin el consentimiento de los titulares, si bien “no consta el contenido exacto de la información capturada y el carácter reservado de la misma, ni que los acusados hicieran uso” de ella.

Ni la Universidad Politécnica ni el profesor formularon reclamación alguna, y el Juzgado de lo Penal número 3 de Valencia absolvió a los acusados del delito de revelación de secretos por el que habían sido procesados.

No obstante, la sentencia de la sección cuarta de la Audiencia Provincial revoca este fallo al estimar que los inculpados vulneraron la intimidad del docente.

Los acusados, explica, “idearon la forma de acceder a los diversos servidores” y a los ordenadores de un profesor que declaró que su intimidad había sido invadida porque “su ordenador es personal”.

Según la resolución judicial, resulta “incuestionable” que esta intromisión, aunque fuera llevada a cabo con fines “experimentales o lúdicos”, no puede “quedar inerme a la actuación penal”.

Por ello revoca el fallo absolutorio y condena a los dos jóvenes a pagar sendas multas de 12 meses con una cuota diaria de 10 euros como responsables de un delito contra la intimidad.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor