Second Life, germen de una web en 3D

Cloud

El fundador de Second Life en España cree que este programa puede ser el “germen de una web en 3-D”.

El fundador de la comunidad de realidad virtual Second Life en su versión en España, Luis Sotillos, auguró en Santander que éste puede convertirse en el “germen de una futura web en tres dimensiones.

Sotillos, que intervino en el seminario ‘Complejidad social y nuevos paradigmas científicos: hacia la construcción de futuros deseables’ organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), señaló que Second Life es “un punto de partida para explorar nuevas posibilidades y aplicaciones”. En ese sentido, rechazó que el futuro de este programa informático pueda ser su conversión en un buscador de Internet de contenidos reales.

Frente a ello, apostó por que los proyectos que en la actualidad desarrollan empresas privadas en relación con los mundos virtuales, y que denominó “jardines privados”, sean públicos para permitir que “evolucionen a una web 3-D”. “El principal reto es establecer ciertos estándares” de carácter común que permitan cumplir este objetivo, señaló.

Hasta la fecha, la posición de España en cuanto al número de usuarios de Second Life oscila entre los puestos sexto y octavo, con un número de cuentas creadas que ya asciende a 300.000, si bien su promotor en el país reconoció que los usuarios activos “son muchos menos”. No obstante, Sotillos consideró “más importante” que ya hay más usuarios de este producto en Europa que en Estados Unidos

En la actualidad, ciento cincuenta millones de personas usan en todo el mundo Second Life a diario, pero se calcula que dentro de 10 años esa cifra ascenderá a mil millones de personas. Para Sotillos, “esto va a introducir numerosos factores de complejidad” y va a crear un “cambio muy positivo” con efectos concretos en “la vida diaria”.

Preguntado por los riesgos que puede tener el uso de este programa informático, su fundador reconoció que existen, si bien los comparó a los de “otras formas de comunicación”. Así, señaló la aparición de las novelas y la evasión que provocó en algunas personas, la adicción al cine entre ciertos aficionados o los problemas detectados en los comienzos de nuevas tecnologías como Internet, los correos electrónicos, la mensajería instantánea o los mensajes al móvil.

Además, añadió que las posibilidades de Second Life pueden generar efectos negativos en áreas como la propiedad intelectual, la protección de la intimidad e incluso “la evasión de impuestos”.

Frente a esto, Sotillos, que es director de la consultora de nuevas tecnologías ‘Novaterra’, centrada en el asesoramiento a las empresas sobre las alternativas de negocio en Second Life, contrapuso las “posibilidades” económicas que proporciona este programa. Además, valoró el impulso que supone en la “creación de una comunidad global”, al permitir las relaciones entre personas de diferentes países y minimizar las barreras idiomáticas y geográficas.

Sotillos se refirió también a la utilización de Second Life por parte de personas con discapacidad o con problemas de aislamiento que utilizan, bajo supervisión y como parte de una terapia, una cuenta colectiva entre varios para desarrollar una identidad virtual en la que pueden superar sus discapacidades o problemas de relación.

El fundador del programa en España explicó que ‘Second Life’ ha tenido en cuenta las nuevas tendencias de la web 2.0 en la que se apuesta más por la creación de comunidades sociales. “Queremos que la ciudadanía del futuro sea más activa”, apostilló.

Por su parte, el presidente de la Fundación INAXIS Carlos Alvárez, y codirector del seminario junto al ex director general de Innovación Tecnológica del Gobierno de Cantabria, Pablo de Castro, puso Second Life como un “buen ejemplo” de las nuevas complejidades’sociales. Además, citó la importancia de “abordar con una nueva óptica” los cambios que se producen en el mundo, como la innovación tecnológica o el cambio climático.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor