¿Será BlackBerry la próxima compra de Microsoft?

Adquisiciones y FusionesEmpresasMovilidad

Tras la adquisición de Nokia, todos los ojos se han puesto en Blackberry: unos creen que ha perdido a su pretendiente más firme, otros que las posibilidades de compra son incluso más altas.

Era un titular que todo el mundo sabía que iba a llegar antes o después, pero no por eso dejó de sorprender: Microsoft anunció esta semana que compra Nokia (su división de móviles) por 7.000 millones de dólares. Una vez pasada la sorpresa toca valorar cómo se reestructura ahora el mercado móvil mundial y qué significa el acuerdo para los rivales de Microkia. Apple, Google y Samsung posiblemente no se preocupen mucho todavía y siguen bailando. Pero enseguida vemos a un pretendiente sentado que mira con dudas a la nueva pareja. ¿Ha perdido BlackBerry a su mejor pretendiente?

Muchos han visto la noticia de la compra de Nokia por parte de Microsoft como el golpe final que le faltaba a BlackBerry. Cuando la compañía confirmó hace cosa de un mes que estaban valorando distintas opciones estratégicas y que no descartaban ponerse en venta, muchos pensaron que sería Microsoft quien más interés tendría en hacerse con los canadienses. Pero si ya tiene a Nokia, ¿para qué quiere a BlackBerry?

No obstante, las cosas podrían no ser tan blancas o negras. Un vistazo a lo que ha pasado a las acciones de BlackBerry desde el anuncio de la compra muestra que no todo el mundo es tan pesimista: se “dispararon” un 3%, algo que es bastante significativo para una compañía que havía iniciado una caída en picado en bolsa este año, reforzada por el anuncio de que buscaban comprador. Microsoft parece seguir siendo una opción realista.

Afianzar a los clientes de empresa

¿Por qué querría todavía Microsoft hacerse con Nokia? En Bloomberg apuntan varias razones: en primer lugar, la compra de Nokia no ayuda mucho a Redmond a aumentar de golpe su peso en el mercado móvil, ya que Windows Phone continúa con su 3,7% de cuota de mercado (y Android un 79%), por lo que tener a la firma finlandesa, aunque dará más control a Microsoft sobre hardware y software, no será suficiente. BlackBerry es interesante por su presencia en el mercado empresarial, todavía bastante importante. Además, es una compañía bastante barata en la actualidad y Microsoft tiene mucho dinero. ¿Por qué no?

Con BlackBerry con quizá alguna posibilidad, quien queda en el banquillo es HTC. A punto de anunciar su primer trimestre con pérdidas, también se dijo en su momento que Microsoft podría estar interesada en comprarla. Claro que esta relación es más antigua: antes del acuerdo de colaboración con Nokia, HTC era el fabricante preferido en Redmond y ya en 2002 la firma taiwanesa introdujo un smartphone con software Windows. Todavía ahora tienen bastantes smartphones con Windows Phone, pero claramente Microsoft cambió de favorito hace dos años y medio.

Lo único que sí parece claro es que ni BlackBerry, ni HTC podrán continuar mucho tiempo siendo independientes. Ambas están de saldo, pero los posibles compradores podrían querer esperar. Todo parece indicar que sus precios seguirán bajando.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor