Sexo ilegal en Second Life

Cloud

La primera denuncia contra un avatar en Second Life concierne a la venta no autorizada de objetos que permiten a los habitantes virtuales realizar posiciones imposibles.

Desde su aparición en 2003, las noticias concernientes a Second Life han aumentado progresivamente. Y es que lo que aquí no tendría relevancia, ahí la tiene precisamente por ocurrir dentro de tan específico medio.

He aquí el último acontecimiento: Eros LLC ha demandado a Volkoff Catteneo por la copia y venta ilegal de artículos de su propiedad, según informa Reuters, proveedora de noticias oficial de la comunidad. La primera parte implicada es una empresa virtual con sede en Second Life desarrolladora del SexGen, un programa que aplicado sobre un objeto permite a los jugadores que clickeen sobre él practicar sexo en numerosas posiciones. El producto más vendido: la cama.

Así que en estos momentos puede que haya muchos avatares (así se llama a las identidades virtuales de Second Life) practicando el sexo de manera ilegal, puesto que la herramienta que lo permite puede haber sido adquirida ilegítimamente.

Ésta no es la primera herramienta en traer el sexo a Second Life. Kevin Alderman, Stroker Serpentine en Second Life, y creador de SexGen predijo hace cuatro años que la gente pagaría por mejorar su anatomía sexual y no erró. Además de las camas SexGen otras empresas como Deviant ofrecen escritorios sobre los que los avatares pueden recostarse para que sus parejas les den azotes.

¿Sorprendente? Lo cierto es que hay varías razones para que el sexo virtual funcione tan bien. Los avatares de SecondLife señalan entre otros la imposibilidad de realizarlas en la vida real por razones de físico: sentirse poco atractivos o tener discapacidades; o incluso simple vergüenza. En en SecondLife la gente se atreve a dar rienda suelta a sus fantasías.

Pero, lo cierto es que este asunto ha despertado mucho más interés por el tema sexual que por otras implicaciones mucho más graves: la violación de los derechos de explotación de un producto en la comunidad virtual y el consiguiente debate ¿Hace falta una regulación especial para Second Life?

Hasta ahora, las leyes del mundo virtual existían por duplicación: lo que se permite en el mundo real se permite en Second Life. Una solución fácil pero poco efectiva. Si ambos mundos no comparten las mismas características ¿cómo pueden compartir legislación?

Cuando Stroker Serpentine se acercó a Volkoff Catteneo para arreglar las cosas amistosamente este le respondió ?Y si no ¿qué vas a hacer? ¿demandarme? Por eso, desde Eros LLC dicen que este caso va más allá de los intereses económicos, no buscan una indemnización cuantiosa, se trata de demostrar que los avatares de Second Life también puede ser perseguidos y juzgados por la justicia.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor