SiempreSecos: tecnología wearable para cambiar pañales

Empresas

La start-up barcelonesa SiempreSecos ha desarrollado un sensor de orina que manda una alerta a una pulsera portátil cuando es necesario cambiar el pañal.

Habitualmente, al hablar de dispositivos wearables pensamos en artilugios como relojes o gafas. Pero el desarrollo de esta tecnología puede alcanzar a aspectos tan poco glamourosos, aunque útiles, como el cambio de pañales de un bebé. Así lo ha visto la start-up barcelonesa SiempreSecos, que ha desarrollado un sensor que avisa de cuando es necesario cambiar el pañal.

SiempreSecos, también denominada AlwaysDry, ha creado una gama de sensores de orina fabricados en silicona para su uso en los pañales para bebés, o en los de las personas mayores que sufren trastornos de incontinencia. El problema del que partió la start-up catalana es que en ocasiones es difícil o indecoroso comprobar  si el pañal debe cambiarse.

El sensor de humedad de silicona reutilizable, que se encuentra sobre la piel en el interior del pañal, va emparejado con una pulsera portátil u otro tipo de dispositivo, como un reloj, que funciona como un sistema de alarma para alertar al cuidador de que necesita cambiar el pañal, o de que un niño está a punto a mojar la cama. La comunicación entre el sensor y el dispositivo se realiza a través de radiofrecuencia.

El principal mercado objetivo para SiempreSecos son los centros de mayores. Este sistema ofrece a los cuidadores profesionales una forma más discreta de determinar cuándo un paciente con demencia senil o incontinente necesita el cambio de su pañal para adultos. Esta versión del sistema envía alertas a un PC, lo que permite controlar a múltiples pacientes desde un único terminal.

La start-up también ha ideado versiones para los padres que desean utilizar el dispositivo para vigilar cuando un bebé necesita que le cambien (Clipis), para niños que todavía mojan la cama (Kidry), o para los que cuidan a un familiar de edad avanzada (Ignis). Esta versión utiliza una pulsera portátil que incluye un indicador de nivel de humedad y vibra cuando es  necesario cambiar el pañal.

Los precios del producto de SiempreSecos comienzan en los 35 euros de un modelo básico para ser usado por los niños, y suben hasta los 520 euros para el pack de 10 sensores Ignis Professional, diseñados para su uso en residencias de ancianos.

Para conseguir lanzar su dispositivo, SiempreSecos ha conseguido un préstamo de 25.000 euros, que se unen a los 40.000 que han invertido para desarrollar su idea en el último año, informa TechCrunch. Además, la start-up ha recurrido a la plataforma de crowdfunding Indiegogo para recaudar otros 20.000 euros de cara a la fabricación y distribución de su producto.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor