Sistema de batallas de Final Fantasy XII

Empresas

La nueva entrega de la saga estrena el sistema de Batalla en Dimensión Activa (ADB), que combina un sistema de turnos con el combate en tiempo real.

Sistema ADB

El sistema ADB elimina la barrera entre la exploración y la batalla. Los combates ya no se realizan dentro de un ambiente cerrado. Ahora, las mismas zonas que los personajes recorren durante sus travesías se convierten en el campo de batalla. Las características del terreno, la ubicación de los combatientes y los obstáculos tienen influencia sobre el desarrollo del combate. Además, normalmente puedes ver a los enemigos antes de enfrentarte a ellos, de modo que tienes la oportunidad de evitar combates innecesarios.

Los gambits son instrucciones programables mediante las cuales los personajes realizan automáticamente ciertas acciones durante la batalla o fuera de ella. Este sistema te permite asignar hasta 12 instrucciones ordenadas según su nivel de prioridad a cada miembro del grupo, dotándoles de este modo de autonomía durante el combate sin que el jugador tenga que intervenir. Por ejemplo, si deseas que un personaje en particular actúe como curandero, puedes hacer que lance automáticamente el hechizo Cura cada vez que la VIT de un aliado descienda por debajo del nivel elegido.

No obstante, aunque elijas con cuidado los gambits, siempre habrá circunstancias (especialmente los combates contra jefes) en las que nada podrá sustituir a la habilidad del jugador. Llegado este caso, podrás anular las acciones controladas por algunos gambits o simplemente cancelarlos todos.

El sistema de gambits permite a tus personajes disfrutar de unos niveles de autonomía nunca vistos. Con un poco de estrategia y planificación, pronto podrás convertir a tu grupo en una temible máquina de combate.

Desarrollo de personajes y algo más

Por otra parte, el desarrollo de los personajes de Final Fantasy XII depende en gran medida de la adquisición de “licencias”. Las licencias son necesarias para utilizar armas y piezas de protección, aprender hechizos y técnicas, y elevar la capacidad de los personajes. Las licencias pueden obtenerse en el “tablero de licencias”, la representación visual del desarrollo de cada personaje. Puedes elegir libremente las licencias que otorgarás a cada personaje, aunque para poder comprarlas deberás poseer suficientes “puntos de licencia” (LP), que se adquieren al derrotar enemigos. Hay varias categorías de licencias, y al obtener una licencia (mediante el consumo de PL) se abren y quedan disponibles otras licencias adyacentes. Estas nuevas licencias a menudo serán más potentes que las anteriores y al adquirirlas formando una secuencia, podrás crear personajes que se adapten a tus necesidades.

Las sublimaciones son espectaculares ataques especiales característicos de cada personaje del grupo que se obtienen a través de las licencias. Al lanzar una sublimación, la pantalla entra en el modo de sublimación, durante el cual es posible encadenar ataques sucesivos para obtener efectos más devastadores.

Los espers son seres de gran poder creados por los dioses en la antigüedad. Para contar con su ayuda, primero tendrás que enfrentarte a ellos en combate y derrotarlos.

Mediante la combinación de fuerza bruta y poderosa magia elemental, los espers pueden resultar decisivos a la hora de ganar una batalla. Estas criaturas también pueden utilizar devastadores ataques especiales capaces de acabar hasta con el más duro de los enemigos.

Antes de plantearte cómo conseguir el apoyo de estos poderosos seres, primero deberás ser capaz de encontrarlos. Acechan en los rincones más oscuros y remotos de la tierra, donde pocos viajeros se atreven a aventurarse.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor