Un smartphone comprado con una operadora es un 30% más caro que uno libre

EmpresasMovilidad

Los consumidores pueden ahorrar hasta 340 euros al comprar un iPhone 5c libre; 317 euros al adquirir un Sony Xperia Z1 y 328 euros con un Samsung Galaxy S4.

Sorprendente pero cierto. Adquirir un smartphone nuevo a través de una operadora de telefonía móvil puede parecer un buen ahorro a primera vista, pero a la larga sale caro. Hasta un 30% más caro, según la comparación realizada por la web independiente del ahorro Kelisto.es. El ahorro resultante de comprar un móvil libre y asociarlo a una tarifa competitiva, en lugar de aceptar una oferta de portabilidad de una operadora, puede alcanzar los 329 euros de media.

Hace meses que la mayor parte de las compañías cambiaron su política de precios y ya no subvencionan los terminales, sino que financian su compra, es decir, permiten comprarlo con una pequeña entrada y pagarlo a plazos, generalmente durante un periodo de 24 meses. A cambio, el usuario adquiere un compromiso de permanencia con la operadora con una determinada tarifa, que en muchos casos no es la más adecuada para él y que incluye una penalización en el caso de querer cambiar de compañía o de plan.

Ante la llegada de la Navidad, en la que los smartphones son uno de los regalos estrella, Kelisto.es ha comparado el coste de adquirir un smartphone de gama alta, tanto libres como financiados a través de las principales operadoras. Por un lado, se calcula el precio total que pagará un usuario durante los dos años de permanencia, sumando el precio del móvil financiado y de la tarifa ofrecida por las compañías. Por el otro, se suma el precio de compra del teléfono en el mercado libre al de asociarlo durante dos años a una de las tarifas más competitivas del mercado.

Los móviles comparados son tres de los modelos más atractivos del mercado: el iPhone 5c, el Samsung Galaxy S4 y el Sony Xperia Z1. También se analiza la posibilidad de adquirir uno de estos tres teléfonos con todas las tarifas del mercado que ofrecen, al menos, 200 MB de datos mensuales para conectarse a Internet y un plan de llamadas económicas (ver tabla).

La conclusión principal de esta comparativa es que la adquisición de un smartphone a través de una operadora puede ser, de media, un 30% más caro. “Nuestro análisis refleja que el sobrecoste que puede llegar a pagar un usuario es de 329 euros de media, a la hora de adquirir un smartphone a través de una operadora”, señala Manuel Moreno, redactor jefe de Kelisto.es.

En concreto, el comprador de un iPhone 5c puede llegar a ahorrar, de media, 340 euros a lo largo de dos años, o lo que es lo mismo, pagar un 28,5% menos al comprar el teléfono libre y mantener durante 24 meses una de las tarifas más competitivas del mercado. Esto mismo ocurre con el Samsung Galaxy S4, con el que el ahorro puede ser de 328 euros (un 31%) y con el Sony Xperia Z1, en el que ascendería a 318 euros (un 29,1%).

Para Moreno, “la conclusión de nuestro estudio es muy clara: si se dispone del dinero suficiente para afrontar el desembolso que supone comprar un teléfono móvil de última generación, lo mejor es adquirirlo libre y asociarlo a una tarifa de datos que resulte adecuada a las necesidades del usuario. Es cierto es que supone pagar el precio del dispositivo de una vez, pero a la larga, compensa”.

kelisto-moviles

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor