Sólo el 10% de las apps para iOS es de pago

EmpresasMovilidadSO MóvilesWorkspace

Los usuarios de aplicaciones prefieren productos gratis aunque tengan que recibir publicidad. El mercado de las apps está asemejándose al de TV e Internet.

La tendencia a no pagar por las aplicaciones que usamos en nuestros smartphones y tablets está conduciendo al ocaso a las apps de pago. El informe del proveedor de análisis de aplicaciones Flurry, presentado esta mañana, desvela que el 90% de las aplicaciones para iOS son gratuitas, es decir, las apps de pago se reducen a un exiguo 10%.

Según el informe sobre los cambios de precios de las aplicaciones de Flurry, cuyo servicio de análisis se ejecuta en casi 350.000 aplicaciones móviles, esta cifra supone un incremento respecto a 2010 y 2012, cuando las aplicaciones gratuitas eran de un 80% a un 84%.

A pesar de que las aplicaciones de pago o las versiones premium de las apps libres tienen ventajas como la ausencia de publicidad, sólo un pequeño porcentaje de los usuarios de móviles está dispuesto a pagar por la experiencia premium. “La gente prefiere el contenido gratis más que evitar los anuncios o tener contenidos con la mayor calidad posible”, explica la autora del informe, Mary Ellen Gordon, directora de Análisis de la Industria de Flurry. En este sentido, el universo de las apps está empezando a parecerse más a medios como televisión, radio e Internet, concluye el informe, recogido por TechCrunch.

En el caso del iPad, la disposición de los usuarios a pagar, debido a sus mayores ingresos, también está cambiando. Cuando se introdujo el iPad, la tendencia general era que los desarrolladores de aplicaciones podían cobrar más por la versión para pantalla grande o porque una aplicación para iPad lleva un tiempo de desarrollo extra. Pero estas estrategias de precios han fallado cuando el iPad ha ampliado su mercado para incluir a más usuarios comunes.

El informe de Flurry también confirma la visión extendida, tanto entre los usuarios como en la industria, acerca de que los usuarios de Android están aún menos dispuestos a pagar por las aplicaciones móviles que los de iOS. En abril de 2013, el precio medio de las aplicaciones de Android (incluyendo gratuitas y de pago) fue de 0,06 dólares, mientras que el de las de iPhone era de 19 centavos y el de iPad llegó a 50 centavos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor