Sony integra Android TV y tecnología OLED

Workspace

El Bravia A1E, presentado en el CES, es el primer televisor OLED de Sony. Se ofrecerá en modelos de 55, 65 y 77 pulgadas, todos ellos sin altavoces.

La principal apuesta de Sony en este Consumer Electronic Show ha sido el primer televisor OLED de la marca que integrará Android TV y se se podrá controlar con el altavoz inteligente Google Home.

El Sony Bravia A1E supone la primera aproximación seria de la compañía japonesa a la tecnología OLED, en la que su rival surcoreano LG le lleva la delantera. Este modelo, que será su primer televisor OLED de gran tamaño para el salón, se ofrecerá en tres tamaños: 55, 65 y 77 pulgadas.

Además de colores muy brillantes, reproducción perfecta de los tonos oscuros o negros y un grosor escaso, el Sony A1E soporta vídeo en resolución 4K con alto rango dinámico (HDR). Funciona con los dos formatos HDR más populares: HDR10 y Dolby Vision HDR.

Una innovación que le diferencia de sus rivales es que emplea Android TV como sistema operativo y puede ser controlado con comandos de voz a través de un dispositivo Google Home.

Y el que probablemente sea el rasgo más llamativo del Bravia A1E: la carencia de altavoces visibles. Mirándolo de frente, sólo tiene un marco muy delgado alrededor de la pantalla y un delgado cable para conectarse a ordenadores y otros dispositivos.

El sonido proviene de toda la superficie de la propia pantalla, que vibra para producir el sonido. Es te sistema de sonido, conocido como Acoustic Surface, da la sensación de que el sonido está saliendo directamente de las imágenes. El resultado es un sonido de buena fidelidad.

Además del Bravia A1E, Sony ha presentado un proyector de bajo rango que puede mostrar una pantalla de 100 pulgadas a escasos centímetros de la pared y nuevos auriculares inalámbricos con cancelación de ruido.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor