Sophos se adentra en el mercado UTM con la compra de Astaro

CortafuegosEmpresasSeguridad
0 0

Para Manuel Arrevola, director general de Sophos Iberia, uno de los beneficios más importantes de la compra de Astaro será el incremento de la efectividad de la seguridad mediante filtrado cuando sea necesario.

La inglesa Sophos ha anunciado la compra del vendedor de seguridad Astaro en un intento por expandir sus capacidades en el segmento de gestión unificada de amenazas (UTM), que podría generar un negocio de 2.200 millones de euros este año.

Con sedes en Estados Unidos y Alemania, Astaro es el cuarto mayor proveedor de UTM. Manuel Arrevola, director general de Sophos Iberia, concreta a ITespresso.es que entre los productos de la compañía recientemente adquirida se incluyen Astaro Security Gateway, una plataforma de seguridad que incluye protección cortafuegos, sistema de prevención de intrusiones (IPS), red privada virtual (VPN), inalámbrica, email e Internet; Seguridad de oficinas remotas (RED, Remote Ethernet Device); Gestión de logs y un servicio en la nube de almacenamiento de email.

Las últimas cifras de IDC dicen que los ingresos a nivel mundial del mercado UTM alcanzaron los 1.400 millones de euros el año pasado, y que tendrán un crecimiento medio anual del 13% desde 2010 a 2014.

“La compra de Astaro, nos cuenta Manuel Arrevola, permite la entrada de Sophos en el mercado de UTM. Hasta ahora Sophos contaba con appliance para seguridad web y de correo electrónico separados, lo cual va a permitir a los clientes optar entre una solución de seguridad de red integrada como el UTM u optar por elementos separados, cortafuegos/IPS, filtrado Web y filtrado de correo electrónico”.

Uno de los principales retos del mercado de seguridad actual es “ofrecer al cliente un solución de seguridad global e integrada que cubra todos los posibles tipos de amenazas combinadas que existen hoy en día”, asegura Arrevola, que explica las amenazas pueden tener distintos puntos de entrada.

La compra de Astaro le permitirá a Sophos “ofrecer una solución que coordine e integre la protección de puestos de trabajo y redes, y que incluya seguridad contra amenazas web y control de aplicaciones donde quiera que se encuentre el usuario e independiente del límite de la red de la empresa”, asegura el responsable de la compañía en nuestro país, que también admite que “una solución integrada será capaz de evitar puntos débiles como falta de visibilidad o consistencia entre políticas de seguridad para equipos invitados a la red de la empresa y oficinas remotas”.

Sin ninguna dura, “uno de los beneficios más importantes –de la compra de Astaro, será el incremento de la efectividad de la seguridad mediante filtrado cuando sea necesario, así como actualización, notificación y administración centralizada”, concluye Manuel Arrevola.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor