Spotify quiere ser YouTube

MarketingRedes Sociales
Spotify-TV

La firma de música en streaming podría lanzar un servicio de vídeos a final de mes.

La industria de la música ya está revolucionada, toca mover ficha hacia otro lugar. Eso es lo que parece ser que han estado pensando en Spotify, que acaban de enviar invitaciones para un evento de prensa el próximo 20 mayo diciendo que tienen “noticias”. Y, por supuesto, los rumores ya se han encargado de especificar más de qué irá el evento: Spotify podría lanzar un servicio de vídeo en streaming.

El movimiento es lógico, pero también valiente. La lógica está en sus rivales: iTunes pasó de vender canciones a meterse en el negocio de las películas y las series. Tidal, el servicio de música en streaming recién lanzado por Jay-Z, permite reproducir videoclips en HD. La música y el vídeo siempre han estado muy relacionadas y que Spotify dé un paso en esa dirección tiene bastante lógica.

Pero ¿qué es exactamente lo que tiene pensado Spotify? En el mundo del vídeo en streaming hay muchos modelos diferentes, y no es lo mismo ser Youtube, que Netflix, que Vine. De momento, no obstante, no hay nada demasiado claro: se habla de clips de vídeo cortos que serían accesibles desde la plataforma móvil, pero no se sabe más.

Los rumores fueron lanzados por “gente cercana a la compañía”, que aseguran que los suecos han estado en negociaciones con productores de contenidos audiovisuales de todo tipo: desde NBCUniversal, Fox y Viacom (dueños de la MTV y Comedy Central), hasta grupos editoriales como Condé Nast o Vice, pasando por Multichannel Networks (MCNs) como Makers Studio. Es decir, cualquier cosa podría pasar.

Un mercado complicado

Que Spotify necesita una nueva vía de ingresos es innegable: pese a su buena base de usuarios, las cuentas nunca les han salido y, año tras año, desde su aparición en 2006, siempre han registrado pérdidas. De sus 60 millones de usuarios en todo el mundo, 15 millones son premium, pero los ingresos no son suficientes. De hecho, un 70% se va ya solo en pagar royalties a las discográficas, y los músicos ni siquiera están contentos con lo que se llevan.

Entrar en el negocio de los vídeos, no obstante, tampoco es una apuesta segura. En The Wall Street Journal recuerdan que, pese a quedarse con un 45% de los ingresos generados por la publicidad de los usuarios e ingresar 4.000 millones de dólares en 2014, Youtube logró salvarse de dar pérdidas por muy poco.

Si la idea es ser más como Netflix, las cosas tampoco están fáciles. Aquí el modelo de negocio se basa más en exclusividades (al contrario que en el de la música, donde casi todos los servicios tienen un catálogo similar), en saber hacer acuerdos con las empresas productoras y ser el mejor postor para quedarse con sus mejores contenidos.

Si todo es como se rumorea no habrá que esperar mucho para ir despejando todas estas incógnitas. El día 20 de este mes, un par de semanas antes del WWDC en el que se espera que Apple relance Beats Music, Spotify contará al mundo qué es lo que han estado tramando. ¿Serán los vídeos los que la conviertan por fin en una compañía que da beneficios?

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor