Sprint y Nextel forman el tercer teleoperador móvil de EEUU

Empresas

El acuerdo se produce mes y medio después de que Cingular se convirtiese en el principal teleoperador tras la adquisición de AT&T Wireless.

Los operadores de telefonía móvil estadounidenses Sprint y Nextel han acordado una “fusión entre iguales” de la que surgirá la tercera mayor compañía del sector en Estados Unidos, sólo por detrás de Cingular y de Verizon, según anuncian en un comunicado conjunto.

La fusión para crear Sprint Nextel se realizará mediante un reparto de acciones por valor de 71.000 millones de dólares al 50 por ciento entre los accionistas de ambos grupos, de forma que los títulos de Sprint pasarán a ser acciones de Sprint Nextel y los accionistas de Nextel recibirán el equivalente a 1,3 acciones de Sprint Nextel.

La operación, que se cerrará en el segundo semestre de 2005, está pendiente de la aprobación de las autoridades de competencia y de los accionistas.

El número de abonados combinados de ambas compañías asciende a 35 millones, a los que hay que sumar otros cinco millones a través de otros socios o aliados, mientras que la facturación conjunta de los últimos 12 meses alcanzaba los 34 millones de dólares a 30 de septiembre.

El presidente no ejecutivo del grupo será el primer ejecutivo de Nextel, Timothy Donahue, mientras que el cargo de presidente ejecutivo y consejero delegado recaerá sobre Gary Forsee, que ejercía esta responsabilidad en el seno de Sprint.

Esta transacción permitirá alcanzar sinergias por valor de más de 12.00 millones de dólares, otorgando al grupo la capacidad de ofrecer servicios digitales inalámbricos en todo EEUU, Puerto Rico y las Islas Vírgenes, cubriendo una población de 262 millones de personas.

Tras el cierre de la operación, Sprint Nextel segregará el negocio de telefonía local de Sprint, que se convertirá en la mayor compañía de telefonía local independiente de Estados Unidos, con 7,7 millones de libras y una facturación de 6.000 millones de dólares en los doce meses que se cerraron a 30 de septiembre.

Este acuerdo se produce mes y medio después de que Cingular, controlada por SBC Communications y Bell South, se convirtiese en el principal teleoperador tras la adquisición de AT&T Wireless.

El cuarto en discordia en el mercado estadounidense es T-Mobile USA, la división de telefonía móvil de la alemana Deutsche Telekom, que mantendrá su posición en el mercado, pero a más distancia de sus principales rivales.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor