Tecnología móvil como futuro

Movilidad

La combinación del portátil y la telefonía UMTS va a constituir el nuevo modelo de empresa, basándose tanto en la inmediatez de la aplicación como en los servicios.

El 47 por ciento del total de los trabajadores españoles formará parte de la tecnología móvil en los próximos tres años, empleando para la mayoría general de sus funciones el sistema operativo estrella de Microsoft, Windows, sobre el consabido portátil al que ya estamos más que acostumbrados.

Parece por tanto que, a pesar de las denuncias colectivas a las que actualmente se enfrenta el gigante de Redmond por razones de monopolio, su cifra de negocio lejos de detenerse continuará su línea al alza sin mayores problemas.

Sin embargo, contra todo pronóstico, la piedra angular de todo ello no es la tecnología en sí misma, sino la facilidad de uso y ejecución de la aplicación. Y es que el trabajador de hoy día, muchas veces con los nervios a flor de piel, lo único que busca en su modelo de negocio es la inmediatez; factor del que ya se ha encargado felizmente el rey del software.

Nada que añadir con la llegada de la telefonía UMTS: si la fuerza laboral de una compañía se beneficiaba hasta hace bien poco con el empleo de la pantalla móvil, los terminales 3G ponen el broche de oro a unas perspectivas desconocidas por el momento pero, sin duda, repletas de servicios y funcionalidades que cambiarán el futuro de la empresa. Y, consecuentemente, el del país.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor