Telepresencia, rompiendo las barreras de la comunicación

EmpresasMovilidad

Solución a la crisis e incluso a la nube volcánica, los sistemas de videoconferencia se extienden en el mercado corporativo.

1- Telepresencia, una forma de videoconferencia

Mucho antes de que la crisis económica afectara a los mercados, empresas de todo el mundo han buscado maneras de mantener el contacto cara a cara sin tener que viajar. Heredera de la videoconferencia, la telepresencia va un paso más allá. “A diferencia de la videoconferencia, la telepresencia tiene como objetivo que el usuario experimente una sensación de inmersión espacial a tamaño real, de tal forma que una simple conversación se convierta en una verdadera interacción, incluso con las mismas sensaciones y reacciones que en una reunión personal”, afirma Julio de Mora, Director General de Easynet España y Latinoamérica.

Como explica Antonio Conde, director de Desarrollo de Negocio para Colaboración en Cisco España, “gracias a unos monitores de grandes dimensiones que permiten ver a los participantes en tamaño real con calidad Full HD en 1080p, unas cámaras especialmente ubicadas para que no se pierda nunca el contacto visual y un audio direccional, los participantes de una sesión de Telepresencia tienen la impresión de estar reunidos en la misma sala con interlocutores que se encuentran en otras ubicaciones, incluso a miles de kilómetros de distancia”.

Dejando sentadas las bases de esta diferencia, actualmente son muchas las razones por las que las empresas miran con simpatía este tipo de sistemas con el que ahorran coses, aunque también sea un aumento de productividad, toma rápida de decisiones, optimización de recursos o la sostenibilidad del medio ambiente otras de las ventajas que ofrecen este tipo de soluciones.

Varias tecnologías han hecho posible la telepresencia como las cámaras de vídeo de alta definición; grandes monitores que muestran a los participantes fácilmente; redes optimizadas que utilizan QoS y ayudan a eliminar los retardos del audio y el vídeo en largas distancias y la latencia de las WANs, y casio lo más importante, su utilización es tan fácil como manejar un teléfono o un mando a distancia.

2- Barreras superadas

Los sistemas de videoconferencia o telepresencia, no son nuevos, pero se han hecho más populares en los últimos años. En opinión de Antonio Conde “esto se debe, en primer lugar, a la evolución y/o mejora de las conexiones de red, una de las barreras históricamente más importantes que impedía unas conexiones seguras y profesionales de buena calidad y conllevaba un precio de adquisición muy alto”. Por lo tanto, como asegura el ejecutivo de Cisco, en los tres o cuatro  últimos años, las redes se han mejorado mediante conexiones IP, lo que ha hecho posible que todo tipo de empresas hayan podido disfrutar de unas conexiones muy buenas, seguras y económicas. Así, videoconferencia y Telepresencia han experimentado un interesante crecimiento en los últimos 4 años.

Además de las barreras puramente técnicas, Julio de Mora apunta a que “la gestión de los sistemas se hacía de forma interna y era necesario llamar al departamento de IT de la compañía para mantener una sesión”, de forma que la complicación mantenía alejados a los usuarios. Actualmente no sólo hay una mayor cultara, y se han facilitado las cosas, sino que existen empresas, como Easynet Global Services que realizan la gestión de los sistemas sin que los usuarios adviertan la tecnología, “sólo deben asistir a la reunión, el resto es gestionado extremo a extremo”.

Para que una tecnología triunfe no sólo deben eliminarse barreras, sino que además se deben dar una serie de condiciones propicias que empujan a empresas y consumidores a utilizarlas. La crisis que tan duramente ha golpeado a los mercados los últimos años ha sido una buena motivación, sobre todo cuando muchos departamentos han visto reducidos sus presupuestos.

No obstante, el director de Desarrollo de Negocio para Colaboración en Cisco España, puntualiza que aunque la crisis sí que ha contribuido, “su proliferación se debe más a un cambio generalizado en las formas de trabajo, donde la colaboración adquiere una gran importancia, y a los avances en las comunicaciones de datos por el incremento de banda ancha y la proliferación de innovadoras tecnologías de vídeo en tiempo real y sonido envolvente”.

Por cierto que la nube volcánica, a pesar de haber sido un hecho aislado, ha servido para poner de manifiesto que los sistemas de videoconferencia son una opción a tener en cuenta. En este sentido, el pasado 19 de abril Tandberg proporcionó y gestionó la infraestructura necesaria para la conexión por videoconferencia, simultánea y en tiempo real, de los 27 miembros de la Unión Europea. En esta reunión extraordinaria, convocada por el Ministerio de Fomento de España, se evaluaron las medidas a seguir para minimizar las consecuencias de la nube volcánica que estaba afectando a gran parte de Europa y obligó a cerrar múltiples aeropuertos.

3- Usuario estandar

Las diferencias entre videoconferencia y telepresencia no sólo varían en cuanto a concepto, sino en el tipo de empresas que lo utilizan. Como explica Antonio Conde, “quienes se decantan por soluciones de Telepresencia suelen ser grandes empresas que en su mayoría cuentan ya con una experiencia y parque importante en videoconferencia tradicional, que destinan además la Telepresencia a un uso ejecutivo. En cuanto a la videoconferencia convencional, las organizaciones que se deciden por estas soluciones son empresas de cualquier tamaño que empiezan a utilizar las comunicaciones visuales y destinan estos equipos a un uso más genérico por parte de su personal”.

Lo cierto es que en general estas tecnologías son recomendables para empresas que tengan intereses comerciales, negocios en el exterior o equipos de trabajo geográficamente dispersos, con independencia de su sector de actividad. También para aquellas Administraciones que quieran dar un servicio público a través de la Telepresencia, como puede ser la sanidad a distancia.

4- 4G, también futuro para la videoconferencia en el móvil

En cuanto al futuro, no hay que olvidar que las operadoras preparan el salto a la 4G, la nueva generación de redes móviles que, bajo las tecnologías LTE o Wimax (predomina la primera) oftrecen banda ancha a través del móvil. Puede ser, por tanto, que la videoconferencia salte a los dispositivos móviles. Al menos es lo que asegura Julio de Mora, Director General de Easynet España y Latinoamérica al afirmar que si en la “actualidad hay disponibles salas de Telepresencia que se conectan con sistemas de desktop, en un futuro lo harán con dispositivos móviles”.

La 4G, explica Antonio Conde, estará basada totalmente en IP, siendo un sistema de sistemas y una red de redes que se apoyará en la plena convergencia entre redes de cable e inalámbricas y entre todo tipo de dispositivos, alcanzando velocidades de acceso de 100 Mbps en movimiento y 1 Gbps en reposo, con gran calidad de servicio y seguridad.

Por lo tanto, asegura Conde, “este avance permitirá  ofrecer múltiples servicios en todo momento, en cualquier lugar y con el mínimo coste. La videoconferencia y la Telepresencia forman parte de estos servicios que se basan en la red IP, de manera que cualquier avance que aumente el ancho de banda y la velocidad de conexión y que a la vez reduzca el coste de adopción y gestión del propio servicio actuará como catalizador”.
Y en este futuro de 4G no hay que olvidar que se están dando los primeros pasos para la videoconferencia llegue al hogar. Por el momento es sólo Cisco quien está realizando las primeras pruebas, y seguro que de su resultado dependerá que el resto de jugadores en el mercado le sigan al interior de las casas.

“En Cisco estamos trabajando para llevar la Telepresencia al hogar durante el presente año. De hecho, esta primavera está previsto que comiencen en Estados Unidos las primeras pruebas de Telepresencia en el hogar, con Verizon como partner inicial. En el caso de Europa, Francia es el país elegido para desarrollar los primeros proyectos piloto durante 2010, con France Telecom como partner. El objetivo consiste en proporcionar a los usuarios una experiencia de comunicación por vídeo desde la comodidad de su sala de estar, aprovechando el potencial de la HDTV y las conexiones de banda ancha. La Telepresencia desde el hogar supondrá un cambio en las vidas de los usuarios, porque podrán disfrutar plenamente de las comunicaciones por vídeo con la familia y los amigos, estén donde estén”, explica Antonio Conde.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor