Los 8 tipos de socios que debes evitar en tu startup

Empresas

Para fundar una startup de éxito, lo que importa no es tanto la idea, sino el equipo con el que se trabaja (y se forma sociedad) y su capacidad para pivotar.

¿Estás pensando en montar una startup o negocio porque tienes una idea que crees buenísima, porque estás cansado de tu trabajo de toda la vida o simplemente porque has perdido tu empleo y no te queda otra salida?

Lo más común es que pienses en juntarte con tu pareja, familiares, amigos o ex compañeros de trabajo para ello. Sin embargo, quedarse en la zona de confort no siempre es recomendable.

Si inicias una empresa con un ser querido y la cosa va mal no solo puedes perder dinero y tu negocio, sino también a personas a las que aprecias. Dejar a un lado la falta de confianza en los extraños y mirar hacia fuera nunca viene mal.

Tienes que abrir la mente y buscar socios que realmente aporten algo a tu negocio. Puede ser simplemente capital, capacidades específicas o una red de contactos amplia para el sector en el que se va a mover la compañía.

En cualquier caso, tendrás que elegir bien y escoger con cuidado, porque fundar una startup es como iniciar una convivencia, como casarse y tener un hijo a medias. Si de primeras no hay química, unos valores u objetivos comunes o una relación de respeto, es complicado que la cosa vaya a salir bien. Hay muchos socios que pueden resultar tóxicos para tu startup y que deberías intentar evitar. Aquí te citamos los más peligrosos.

socios startup

Image 1 of 8

El quejica
Todo le parece mal. Se lamenta y exige cosas constantemente, pero nunca hace nada por solucionar los problemas y se muestra poco receptivo a cualquier cambio en el negocio o en las dinámicas de trabajo. En lugar de ayuda a avanzar la startup, supone un freno, un anulador y un lastre para el equipo.
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor