Toshiba reinventa su mini-notebook

Workspace

El NB200 mejora el modelo anterior de la firma japonesa, estará disponible en España en el mes de junio y destaca por el cuidado de los detalles y la duración de la batería.

Haciendo especial hincapié en el hecho de que l a palabra ‘netbook’ no se debe utilizar -por estar patentada por una pequeña empresa inglesa- Toshiba acaba de presentar en Hamburgo (Alemania) su nuevo “mini-notebook”, el NB200.

En realidad se trata de una versión más cuidada, mejorada y “ampliada”, del NB100 que la compañía japonesa ya tiene en el mercado, un mercado al que llegó más tarde que otros fabricantes como Asus pero en el que ha querido posicionarse con una gama más elevada que la media en cuanto a prestaciones, lo que también repercute -ligeramente- en el precio.

El nuevo dispositivo, que llegará al mercado español en el mes de junio y sustituirá de forma definitiva al NB100 gira en torno a dos conceptos fundamentales: diseño y movilidad.

El mini portátil Toshiba posee una pantalla panorámica de 10,1 pulgadas retroiluminada por LED, pesa 1,18 kilogramos y se distribuirán modelos con dos baterías distintas: una de tres celdas que ofrecerá una duración de cuatro horas y otra de seis celdas que llegará hasta las nueve horas de uso en funcionalmiento.

Equipado con el procesador Intel Atom N270 a 1,6 GHz con chipset gráfico Intel 945GSE, está pensado para ser utilizado en movimiento, como segundo o tercer dispositivo, por lo que integra múltiples opcoines de conectividad. Integra tarjeta wireless LAN, Bluetooth y tres puertos USB 2.0, uno de ellos con la tecnología Sleep-and-Change, que permite cargar otros dispositivos y periféricos aun cuando el ordenador esté apagado.

Toshiba ha cuidado especialmente el diseño del equipo, que se ofrece en mate combinado con una textura 3D y estará disponible en varios colores: negro, marrón, blanco y rosa. También destaca la ubicación del botón de encendido/apagado, que con una iluminación especial permite conocer en qué estado se encuentra el equipo aunque la tapa se encuentre cerrada.

NB200 es el mini portátil que ha desarrollado Toshiba tras hacer público un estudio de la consultora GfK en el que se detalla cómo usan los europeos sus ordenadores miniportátiles. Sabiendo que la movilidad es clave en estos equipos, concebidos no como sustitutos de los PC de sobremesa o los ordenadores portátiles tradicionales, y que lo que el usuario demanda sobre todo es poder entrar a Internet, ver vídeos y escuchar música en ellos, la firma japonesa confía en satisfacer la demanda del mercado con estos nuevos mini-notebooks.

“Nuestros Toshiba mini NB200 responden a esta demanda y ofrecen un perfecto equilibrio entre portabilidad, calidad y ergonomía sin comprometer ninguno de ellos por separado”, señaló en este sentido Thomas Teckentrup, director general de la división informática de Toshiba en Europa. “Es en los dispositivos más pequeños donde más se valora el diseño del equipo. Eso es algo que hemos tenido muy en cuenta en nuestro nuevo mini portátil Toshiba mini NB200”, añadió.

Teckentrup también destacó durante la presentación del NB200 la importancia que el segmento de los ultraportátiles ha tenido para el funcionamiento del mercado en el último cuarto del año 2008 y también durante lo que llevamos de 2009. No en vano, el éxito de los mini PC ha contribuido sobremanera a que el descenso en las ventas de ordenadores fuese mucho menor de lo esperado a nivel europeo.

Por su parte, Emmanuel Gueritte, jefe de producto de marketing para EMEA, señaló que el nuevo mini portátil tendrá un precio distinto en cada uno de los mercados que se comercialice, aunque señaló que su precio -aún no definitivo- estará en consonancia con el resto de equipos de Toshiba actualmente en el mercado. “Su precio rondará entre los 299 y los 399 euros”, reconoció, sin querer ser más preciso.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor