Treadwall, practica escalada incluso con vértigo

Empresas

Las cintas de correr son cosa del pasado, lo que ahora parte el bacalao son las cintas de escalada, como Treadwall. Sí gizmolectores, puedes tener tu propio rocódromo en casa sin ocupar relativamente mucho espacio y sin que tu miedo a las alturas sea un problema. Eso sí, aunque tiene muchas posibilidades no esperes que pueda simular muros horizontales para ponerte a hacer el chorra a lo Misión Imposible II.

Al igual que con una cinta de correr pasiva, la cinta de escalada Threadwall no utiliza motores de ningún tipo para moverse, usa únicamente la gravedad y la fricción para regular la velocidad, por lo que se adaptará perfectamente a ti y además es muy silenciosa.

Existen varias versiones dependiendo de la anchura y altura que quieras, aunque eso sí, necesitarás un piso con una altura bastante grande, ponerlo en un gimnasio o en una pared exterior, si no quieres recurrir a hacer un agujero en el techo y terminar visitando a tus vecinos de arriba.

También tiene la posibilidad de colocarla enganchada a la pared o directamente apoyada en el suelo, además puedes modificar el ángulo del muro con inclinaciones positivas o negativas y te permiten cambiar los soportes para hacer el recorrido tan fácil o difícil como quieras.

Y si tu presupuesto está ajustado siempre puedes optar por su versión Kore, con lo mínimo para que puedas disfrutar de la escalada “estática” por 4.490 dólares.

Vale, puede que no sea algo especialmente novedoso, ya que llevan años fabricando estas cintas de escalada, pero personalmente no las conocía y seguramente muchos de vosotros tampoco. Parece una alternativa bastante buena a los rocódromos y te permite practicar la escalada sin necesidad de tanta seguridad. [Uncrate]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor