Empresas

Uber también crea polémica con su nuevo logo

uber-nuevo-logo
0 4

Uber dice que con su nuevo logotipo -inspirado en “el bit y el átomo”- quiere representar mejor la compañía que es ahora, que ofrece diversos servicios.

Definitivamente, Uber parece incapaz de dejar indiferente a nadie. Taxistas, políticos, economistas… son muchos los que critican a la compañía de ridesharing californiana. Una nómina de críticos a la que ahora se suman los diseñadores y los internautas en general, sorprendidos por el nuevo logotipo de Uber.

Ciertamente, el nuevo logo -una suerte de círculo blanco con un cuadrado negro en el centro- resulta llamativo. La tradicional U y el nombre de la empresa no aparecen, lo que supone un cambio radical, que no ha gustado a muchos.

La compañía se ha apresurado a explicar los motivos del cambio. El nuevo logo está inspirado en el “bit” y el “átomo”, los dos componentes básicos de la tecnología y el mundo, según explica la empresa. “No dejamos ningún bit o átomo sin mover para crear crear industrias que sirvan a las personas y no al revés”, aseguran.

Uber dice que con su nuevo logotipo quiere representar mejor la compañía que es ahora, que ofrece diversos servicios, desde transporte de personas a entrega de comida. “Este diseño actualizado refleja dónde hemos estado y hacia dónde nos dirigimos. El Uber que conoces no está cambiando, nuestra marca simplemente se está poniendo al día en los que ya éramos”, explican desde la compañía.

Según Fortune, Uber pasará de tener una marca para su empresa global a una mirada individual para cada uno de sus 65 mercados, con colores, ilustraciones, fotos y patrones a medida. La idea es crear una mayor flexibilidad en la marca.

Los logotipos llamativos parecen ser una característica de las nuevas empresas de consumo colaborativo. Airbnb también fue muy criticada hace dos años, cuando cambió su imagen corporativa de la letra manuscrita al icono abstracto, al que algunos malpensados dieron un sentido sexual.

Periodista y profesor, ha ejercido como redactor y editor en medios de información política y cultural. Desde 2012 trabaja en el campo de las nuevas tecnologías. Actualmente es redactor de Itespresso.

Sígame