Últimas pruebas para el estándar 3G chino

Movilidad

China podría retrasar las licencias de otros estándares para que el suyo no parta con desventaja.

El mayor mercado de telefonía móvil del mundo tendrá su propia tecnología de tercera generación. China comenzará este mes las últimas pruebas de TD-SCDMA, un estándar propio que se anunció en 2004, según ha informado la agencia oficial Xinhua. La rentabilidad es una de las claves de esta tecnología, que lleva varios años en desarrollo.

Las primeras pruebas las llevarán a cabo los operadores China Telecom en la ciudad de Boading, China Netcom en Quingdao y China Mobile en Xiamen. Además, otras tres compañías (Datang Mobile, ZTE y TD-Tech) facilitarán la infraestructura necesaria para crear la red de comunicaciones.

Tras las dudas sobre la intención de China de ir por libre con su tecnología 3G, y una vez superados los problemas para su aprobación, el estándar TD-SCDMA entra en su recta final. Una vez puesto en marcha, competirá con el estándar europeo, WCDMA, y el estadounidense, CDMA2000.

Según informa Xinhua, las autoridades chinas podrían retrasar las licencias de los estándares europeo y estadounidense hasta que esté lista su tecnología, para no partir con desventaja frente a ellos.

Con todo, el mercado de la telefonía aún no está liberalizado en cuanto a los operadores (monopolizados por dos compañías estatales, China Mobile y China Telecom), pero sí en la producción de aparatos, que se disputan empresas chinas junto a multinacionales como Ericsson, Motorola o Nokia, entre otras.

Como ocurre con los aparatos, con la futura apertura a los operadores se estima que la mayor parte de los beneficios del mercado chino revierta en las multinacionales extranjeras, dada la escasez de patentes tecnológicas de última generación en el país, lo que explica el apoyo de Pekín al estándar TD-SCDMA.

El ministerio de Industria de la Información actualizó además el número de usuarios de teléfonos móviles de China, el mayor mercado del mundo, que en diciembre pasado ya sumaba 393,4 millones de clientes, una cifra que se espera que alcance los 440 millones a finales de 2006 y los 600 millones en 2010.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor