Un Parrot es para siempre

Empresas

Su compatibilidad con todos los terminales Bluetooth y la posibilidad de actualización de software aseguran una eterna longevidad.

Algo más que Bluetooth

La seguridad del conductor, reflejada en una ley de circulación vial que impide la utilización de teléfonos móviles mientras se conduce, ha inundado el mercado de dispositivos que permiten conversar a través de nuestros terminales sin levantar las manos del volante, los manos libres. La tecnología inalámbrica Bluetooth, por su parte, que quedó relegada ante la llegada de Wi-Fi, que ofrecía mayor velocidad de transmisión de datos y mayor alcance, se ha posicionado como la mejor opción en el terreno de los manos libres. A éstos hay que añadir, en las mejores opciones, los sistemas y tecnologías de reconocimiento de voz, que permiten a los conductores marcar un número de teléfono por voz.

Parrot, una compañía francesa creada en 1994 durante el boom de las llamadas puntocom, inició su actividad desarrollando tecnologías de reconocimiento de voz y procesamiento de señales con aplicaciones en la informática y comunicaciones móviles. A día de hoy, se presenta como una de las mejores opciones en el mercado de kits manos libres con reconocimiento de voz.

Jesús Olivares, director de Inprotecnología, compañía distribuidora de Parrot en nuestro país, destaca que la tecnología Bluetooth “es muy estética y práctica por la ausencia de cables, pero que en el terreno de los manos libres, no vale de nada sin la activación por voz”. Según estudios hechos por la compañía, marcar un número de teléfono con los dedos lleva doce segundos, que se convierten en 300 metros cuando un usuario circula a 80 kilómetros por hora. “Por eso Parrot da en la diana, porque combina la flexibilidad de Bluetooth con la marcación por voz, a través de la cual un usuario tarda 1,5 segundos en marcar un teléfono, y sin apartar los ojos de la carretera”.

Y es que los más de 10 segundos de diferencia suponen un riesgo para la seguridad vial. Según cifras de la Dirección General de Tráfico, el 40 por ciento de los accidentes se producen por despiste de los conductores, y de ese porcentaje, el 63 por ciento tienen su causa por el uso de teléfonos móviles.

Algunos se preguntarán por qué los fabricantes de coches no integran de serie las tecnologías necesarias para poder utilizar los móviles de forma segura dentro de los automóviles. La respuesta tiene que ver con los tiempos de maduración de los diferentes mercados. De esta forma, mientras que un fabricante de móviles es capaz de lanzar toda una nueva línea de terminales en seis meses, para el mercado de automoción este periodo se eleva hasta los tres años. Algunas compañías de coches, como Ford, optan por firmar acuerdos con otras compañías, en este caso con Vodafone, para integrar tecnología manos libres en sus automóviles.

Empresa independiente

La clave de Parrot, no obstante, que ha convertido a esta compañía en una de las de más futuro de este mercado, es su independencia y constante investigación. Bluetooth es una tecnología inalámbrica desarrollada por Ericsson en 1998 que a lo largo de los años ha evolucionado y generado diferentes actualizaciones. Actualizaciones que constantemente recoge Parrot para incorporarlas en sus productos, y no sólo los de recientemente lanzados, ya que todos pueden actualizarse. Esto hace que sus productos sean eternamente longevos, ya que la posibilidad de actualizar el software permite tenerlos constantemente al día.

Por otra parte, a diferencia de otras compañías, fundamentalmente fabricantes de móviles, que lanzan kits manos libres Bluetooth compatibles con terminales de su propia marca y, en muchas ocasiones, sólo con alguno de sus modelos, los productos de Parrot son compatibles con todos los terminales Bluetooth del mercado.

Según ha destacado Jesús Olivares “la compatibilidad con todos los terminales Bluetooth del mercado es lo que nos ha dado mucha fuerza y por lo que nos hemos posicionado como la primera alternava seria, por delante de los fabricantes originales. El software de Parrot es actualizable vía Bluetooth, por lo que el mismo kit manos libres valdrá para siempre, siempre que el teléfono móvil sea Bluetooth”.

El futuro cuenta con Bluetooth

Hablando del futuro en un mercado que se mueve tan deprisa como el de las tecnologías de la información, Jesús Olivares apuesta porque Bluetooth siga siendo la tecnología inalámbrica utilizada en los manos libres del futuro, sin que el desarrollo de WiFi o Wimax supongan la menor amenaza para este estándar por su alto consumo de batería.

En cuanto a la convergencia del mercado, que ha hecho que los fabricantes de teléfonos móviles hayan desarrollando terminales tan avanzados como un ordenador, terminales preparados para jugar (recordemos la N-Gage), y otros que incorporan características más destinadas al ocio como reproductores MP3 y memoria suficiente para que el usuario pueda cargar con su música preferida, Jesús Olivares se mantiene extremadamente cauto a la hora de hablar de los futuros desarrollos de Parrot, “aunque en el cuarto trimestre presentaremos algunos productos muy novedosos”.

Nosotros, recordando algunos autorradios MP3 con puertos USB y conectividad Bluetooth vistos en Motortec, nos preguntamos si los loros no aprenderán a cantar.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor