Vasos de chupitos: ¡por fin es miércoles!

Empresas

Damas y caballeros, es miércoles y esto sólo significa una cosa. No, no me refiero al baño semanal de alguno, sino a la fiesta ecuador de la semana. Si no celebráis el paso del ecuador de la semana me llenaríais de tristeza, la verdad, pero eso no os va a impedir apreciar la belleza de

Quaffer-Review-100205-thumb.jpg
Damas y caballeros, es miércoles y esto sólo significa una cosa. No, no me refiero al baño semanal de alguno, sino a la fiesta ecuador de la semana. Si no celebráis el paso del ecuador de la semana me llenaríais de tristeza, la verdad, pero eso no os va a impedir apreciar la belleza de un invento singular: el Quaffer. ¿Qué es? Pues sencillamente un vaso de chupitos con el que no sólo podréis daros a la vorágine del tequila tostado con Blue Tropic, sino que además podréis aprender física y química. Funciona de la siguiente manera: pones primero el líquido flojo de la mezcla (cerveza, zumo de naranja, lima, Blue Tropic, leche y colacao) hasta el estrechamiento. Luego añades el licor (tequila, vodka, keroseno y otros productos de limpieza industriales), que a través de la magia del principio de Bernoulli (ya, si parece que me lo estoy inventando y todo) se mantiene separado del contenido principal. En cuanto lo giras 45 grados -es decir, en cuanto empinas el codo- el licor se lanza en busca de tus papilas gustativas seguido inmediatamente por el líquido base. Qué bonito, queridos amigos, ¿quién puede pedir más que celebrar el jolgorio general recordando principios básicos de la dinámica de fluidos (o lo que sea)? Pues eso, justo lo que digo yo. El paquete de muestra de Quaffer (Quaffer Sample Pack) con dos Quaffers de cristal, dos de plástico, dos para cerveza, dos embudos y dos tarjetas de recetas cuesta 20 euros. Y ya sabes, bebe con moderación, que ya nos conocemos.

Quaffer Shot Glass Review [LiquorSnob]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor