Las ventas mundiales de smartphones alcanzaron un máximo en el cuarto trimestre de 2015

MovilidadSmartphones

En todo el año 2015, se vendieron 1.300 millones de smartphones, un aumento interanual del 7%, con unos ingresos de 399.000 millones de dólares, según GfK.

La demanda mundial de smartphones alcanzó los 368 millones de unidades en el cuarto trimestre de 2015, un 14% más que en trimestre anterior y un 6% más en términos interanuales. En todo el año 2015, se vendieron 1.300 millones de teléfonos inteligentes, un aumento interanual del 7%, según los datos recogidos en puntos de venta por Gfk.

Sin embargo, los ingresos se estabilizaron en 115.000 millones de dólares, debido a que el precio de venta promedio cayó un 6% respecto al cuarto trimestre de 2014. En todo el año, este descenso del precio medio de venta mundial fue del 2%, lo que provocó que los ingresos aumentaran sólo el 5% respecto a 2014, situándose en los 399.000 millones de dólares.

Kevin Walsh, director de tendencias y previsión de GfK, comenta que “a pesar de un cuarto trimestre récord, y un fuerte desempeño en 2015 en general, hay resultados mixtos en todos los países. Los factores locales, en lugar de las tendencias regionales e industriales, están impulsando cada vez más mercados. Las divergentes tendencias económicas, la saturación de dispositivos, la adopción del mercado de masas, la política, los cambios sociales e incluso el deporte tienen un impacto sobre la demanda de teléfonos inteligentes y los precios a nivel de cada país”.

Por ejemplo, la India es un factor clave en el crecimiento del mercado de smartphones, ya que sus ventas subieron un 34% respecto al año anterior. Este crecimiento va impulsado por su gama baja -modelos de menos de 100 dólares-, que ha experimentado un aumento del 76% interanual.

Los países emergentes de la región Asia-Pacífico en general son, según GfK, siguen siendo el motor principal de crecimiento en el mercado mundial de smartphones, con un 20,5% de aumento de las ventas en el cuarto trimestre de 2015. Mientras, en China, después de un crecimiento moderado en el tercer trimestre, se aceleró un 12% entre octubre y diciembre.

La regíon de Oriente Medio y África (MEA) se está convirtiendo en otro polo caliente, con Egipto como motor del crecimiento. La demanda de teléfonos inteligentes en la región creció un 12% el cuarto trimestre. La mayoría de los países registraron aumentos, pero Egipto se destacó con un salto de la demanda del 27%.

La cara opuesta de la moneda la presenta América Latina, donde la demanda de teléfonos inteligentes continuó disminuyendo en el cuarto trimestre de 2015, un 12,7% interanual. La debilidad macroeconómica de Brasil y la evolución de los consumidores hacia los dispositivos de gama baja han mermado el mercado.

En cuanto a los países desarrollados, la demanda cayó ligeramente en Norteamérica en el último trimestre del año, un 1,1%. En Europa central y del Este se ve un leve crecimiento del 3,6% impulsado por Polonia, mientras que en Europa Occidental el crecimiento en Francia, Alemania y Gran Bretaña impulsó el mercado de smartphones un 5,2%.

La previsión de ventas de teléfonos inteligentes para 2016 efectuada por GfK apunta a un crecimiento global del 7%, con unas ventas de 1.400 millones de unidades. China y Asia-Pacífico seguirán siendo los mercados estrella, seguidos de Medio Oriente-África y Norteamérica.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor