Videoconsolas para hacer más llevadera la quimioterapia

EmpresasPCWorkspace
0 0

`Juegaterapia´ es un proyecto formado por una docena de personas que pretende hacer más soportables a los niños sus tratamientos contra el cáncer y sus estancias en el hospital, por medio de la entrega de juegos y consolas.

En España el cáncer es la segunda causa de mortalidad infantil después de los accidentes de tráfico. Hoy, día 4 de febrero, se celebra la jornada mundial contra esta enfermedad y las TIC también aportarán su particular granito de arena para hacerle frente.

Hace unos meses se creó ‘Juegaterapia’, un proyecto formado por un grupo de amigos y compañeros de trabajo cuyo objetivo es recoger consolas que se han dejado de usar y entregárselas a pequeños ingresados en los hospitales que se someten a tratamientos de quimioterapia. La idea es que su dura estancia en los sanatorios se les haga más llevadera y “puedan olvidarse de las difíciles sesiones de quimio durante una partida”, señala Ricardo de Santiago, portavoz de la iniciativa en el mundo 2.0.

Todo surgió cuando Mónica, la que ahora es presidenta de la asociación, le regaló la PSP que su marido no usaba a un niño para que el tiempo entre sesión y sesión se le hiciera más rápido. Desde entonces hasta la fecha en Juegaterapia ya han recibido alrededor de 250 consolas y más de 750 juegos que han sido ya entregados casi en su totalidad. Hoy son una docena de personas las que trabajan en el proyecto, pero respaldadas por “muchos duendes que nos prestan su tiempo, ideas y esfuerzo para llegar a los hospitales con las manos llenas de aventuras y videojuegos”.

El grupo acepta todo tipo de consolas usadas siempre que éstas se conserven en buen estado. “Las consolas que mejor funcionan, son las portátiles porque no todas las habitaciones tienen TV y además, los niños pueden jugar desde la cama, sin cables, etc. Pero las fijas también tienen un lado estupendo, son perfectas para jugar con otros niños, o con los familiares y amigos que les visitan en su cuarto. Todas valen, porque todas divierten”, explica Ricardo.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor