WiMax se retrasa

Movilidad

A pesar del interés por la nueva tecnología inalámbrica de banda ancha, queda más de un año para que su uso se extienda.

Más de siete millones de suscriptores de todo el mundo conseguirán acceder a la banda ancha inalámbrica de operadoras que vendan servicios WiMax para finales de 2009, según un informe publicado el pasado viernes por la firma de investigación Parks Associates. En principio las operadoras empezarán con equipamientos que utilicen versiones fijas de WiMax, lo que significa que el servicio estará inicialmente disponible sólo para suscriptores en hogares y negocios.

WiMax es una tecnología de radio que promete acceso a Internet a varios megabits por segundo a una distancia de varios kilómetros. Los que apoyan esta tecnología creen que sobrepasará a los servicios de cable de banda ancha y DSL porque ofrece velocidades similares pero a un menor coste para las operadoras. Además, se espera que sea particularmente útil a la hora de llevar servicios de banda ancha en áreas remotas y, según la firma de investigación, tendrá un particular éxito en Europa y Asia.

Las compañías que venden productos WiMax tendrán una gran oportunidad en los países en desarrollo, donde la necesidad de servicios de voz y datos se ve entorpecida por una pobre infraestructura de cable.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor