Windows XP vuelve a alargar su ciclo de vida

PCWorkspace

Microsoft ha dado un nuevo respiro a su popular sistema operativo alargando la fecha tope para solicitar licencias de Windows XP hasta el 30 de mayo de 2009.

El gigante de software ha puesto en marcha un plan que permita a las empresas solicitar licencias para instalar Windows XP en sus nuevos equipos hasta el 30 de mayo de 2009.

Anteriormente, Microsoft había señalado que la fecha tope para solicitar estas licencias era el 31 de enero de 2009, una fecha que alargó hasta 2010 con la condición de que el sistema operativo fuese instalado únicamente en netbooks y portátiles low-cost.

La compañía no parece dispuesta a renunciar tan rápidamente al popular Windows XP, el sistema operativo antecesor a Vista que en un principio estaba destinado a desaparecer de las tiendas antes del 30 de enero de 2008, con la implementación de Vista. Las constantes críticas de los usuarios a su último sistema operativo y las solicitudes para que no dejaran de vender licencias forzaron a Microsoft a alargar su ciclo de vida.

Posteriormente, el empuje de los netbooks y el prometedor mercado que abandonaban si renunciaban a XP les hizo replantearse el fin de la licencia de XP, poniendo a disposición de los usuarios el sistema operativo pero imponiendo restricciones de hardware y limitándolo sólo a los netbooks.

Como publica la BBC, el último ‘indulto’ a XP afecta a los encargados de PC y revendedores, que estaban trabajando a contrarreloj con la fecha límite de 31 de enero de 2009, comprando incluso más licencias de las que iban a utilizar para poder contar con ellas en los próximos meses.

El cambio en la política es otro indicador de la resistencia general a Windows Vista, una realidad cada vez más patente con el incremento en el número de usuarios que están esperando directamente al lanzamiento de Windows 7, que aparecerá a finales de 2009, para saltarse la migración a Vista.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor