Ya puedes comprar el casco-airbag para ciclistas

Empresas

En ocasiones un bien mayor merece el sacrificio de un bien menor. Es el caso que nos ocupa. Para salvaguardar la integridad de tu cocorota debes pagar el precio de asumir una pinta un tanto ridícula. Pero como decíamos es por una buena causa. Afortunadamente sólo lo verás como aparece en la fotografía sobre estas líneas en el desafortunado caso en el que se produzca un accidente mientras circulas en bicicleta y tengas la mala suerte de caer al suelo. Ahí es cuando agradecerás haberte colocado en la cabeza este casco protector con airbag que mantendrá tu sesos en su sitio y te ahorrará un antiestético y doloroso chichón.

Casi tiene nombre de mueble de una conocida marca sueca.

Se llama Hövding y ya puedes comprarlo para aportar algo más de seguridad a tu cabeza en caso de caída mientras circulas en bicicleta. Han tardado siete años en desarrollarlo pero probablemente habrá merecido la pena.

En principio resulta bastante más discreto cuando no entra en acción que cuando se hincha a causa de una caída. Te lo colocas al cuello como si se tratase de una bufanda.

El origen de esta idea tan estéticamente discreta parte de sus diseñadoras, dos estudiantes de la Facultad de Ingeniería de la universidad sueca de Lund que ante la necesidad de proteger sus cabezas en caso de accidente debieron pensar que eso de antes muerta que sencilla no casaba con ellas. Seguridad sí, pero estética también, y eso de ir con un casco es que sienta fatal, oyes, este año no se lleva nada, osssea.

Nada como acoplar unos cuantos acelerómetros y giróscopos capaces de calcular cuando se produce el brusco desplazamiento asociado con una caída. En ese momento la bufanda deja de serlo, se llena de helio y se despliega alrededor de la cabeza, protegiéndola del impacto contra el duro suelo.

La alimentación para la parte electrónica del asunto se produce mediante una batería recargable mediante un conector microUSB. Existen dos tallas, mediana y pequeña y lo que quizá sea también algo hinchado es el precio, algo menos de 500€, a lo que puedes sumar unos 60 por cada funda que puede cambiar el aspecto externo de la “bufanda”. Recuerda que habíamos llegado a eso por temas de moda.

Se le podría aplicar aquello de “vaya yo caliente ríase la gente”. ─[FastCo]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor